Revelan en el Congreso: policías hicieron 40 disparos vs. vendedores

Legisladores poblanos denuncian que policías estatales hicieron al menos 40 disparos al aire durante el operativo contra ambulantes.

Al menos 40 disparos al aire hicieron los elementos policiacos que participaron en el operativo de desalojo del 22 de julio pasado contra comerciantes ambulantes del Centro Histórico de la ciudad de Puebla, de acuerdo con un dictamen que propone al Congreso de la Unión del país condenar los hechos.

El documento fue avalado por siete legisladores de la Primera Comisión de Trabajo pero no fue sometido a votación de la Comisión Permanente, debido a que se retiró de la sesión pública de este día sin que se dieran a conocer los motivos.

En el dictamen se propone al Congreso de la Unión expresar “su total rechazo” por los actos violentos, así como solicitar a la Comisión de Derechos Humanos de la entidad un informe sobre el avance de las investigaciones que realizan del actuar de policías y funcionarios públicos estatales y municipales durante el desalojo.


El pronunciamiento surgió como proposición de los diputados de Puebla Xitlalic Ceja García, Alejandro Armenta Mier y Víctor Manuel Giorgana Jiménez.

Los tres legisladores poblanos denunciaron que los policías estatales hicieron al menos 40 disparos al aire durante el operativo, y algunos encañonaron a varios comerciantes que se encontraban en sus puestos sobre la calle 8 Poniente-Oriente.

En algunos videos publicados en las redes sociales, ahondaron, se puede observar claramente cómo los uniformados dispararon a quema ropa contra los comerciantes e incluso se puede observar cómo una patrulla atropelló a un hombre que intentaba levantar su mercancía del suelo, atentando de manera ventajosa contra su integridad física y sus derechos humanos, acto que merece nuestro total rechazo.

Fuerza pública hizo disparos y humilló a comerciantes

La Primera Comisión de Trabajo de la Comisión Permanente, que dictaminó la proposición como factible de aprobación, concluyó que se violaron los protocolos de actuación para un operativo de esa naturaleza, no sólo al desalojar a los comerciantes de manera violenta, sino también por humillarlos.

Recordó que uno de los derechos humanos reconocidos en la Carta Magna es el derecho al trabajo, encontrándose en el párrafo primero del artículo 5, donde se establece que a “ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos”.

Los legisladores que dictaminaron la preposición acotaron que “si bien, el citado artículo habla de que toda persona se puede dedicar a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode siempre y cuando sean lícitos, el hecho de que una persona se encuentre trabajando en la informalidad no justifica bajo ninguna circunstancia que se le deba desalojar de un forma violenta e incluso humillante”.