Represión en Acción Nacional: Si continúa me iré del partido, señaló Eduardo Rivera

Por aliarse con Rafael Moreno Valle, Eduardo Rivera quedó degradado y deslegitimado: Barbosa.

Eduardo Rivera Pérez demandó a la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional (PAN) parar la prácticas de exclusión, persecución política y represión contra los militantes que no respaldan al ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas en su aventura de ser candidato presidencial, al dejar entrever su renuncia al partido de continuar esos abusos.

Entrevistado por un noticiario radiofónico local, reconoció que la decisión que tomó su líder política Margarita Zavala Gómez del Campo de salir de Acción Nacional es un “obstáculo” más en la búsqueda de su postulación por la gubernatura de Puebla, porque era su principal respaldo dentro del partido, pero advirtió que nada lo hará renunciar a su proyecto político.

“Yo estoy determinado a aparecer en la boleta en 2018”, advirtió el ex presidente municipal de Puebla y ex dirigente estatal del PAN, al dejar abierta la posibilidad de poder competir por la vía independiente.


Exhibe a Moreno Valle como un incongruente

Rivera lamentó que Moreno Valle demande a nivel nacional equidad en el proceso de selección del candidato a la presidencia del país, cuando los operadores del ex mandatario local en el Comité Directivo Estatal (CDE) albiazul bloquean a los militantes críticos, entre quienes se encuentra.

“Eso es inaceptable en Acción Nacional; son de las cosas que no deben pasar, de las que estamos cansados en la política, de que se juegue sucio y, por supuesto, nosotros, al igual que Margarita Zavala, a nivel nacional no estamos de acuerdo en que se tome ese tipo de acciones.

“La cancha debe ser pareja sobre todo para un proceso tan importante como debe ser 2018”, expresó el panista en un mensaje que dirigió al presidente del CDE, Jesús Giles Carmona, y a la secretaria General, Martha Érika Alonso Hidalgo, esposa de Moreno Valle.

La renuncia de Zavala fue un tsunami para el PAN, afirma

Eduardo Rivera equiparó la ruptura en el PAN que dejó la salida de Margarita Zavala con un “tsunami” y un “terremoto” que no solo impactó en la vida interna de Acción Nacional, sino en la vida política del país.

Uno de los “efectos colaterales” que identificó en la renuncia de la esposa de Felipe Calderón pesó sobre su intención de competir por Casa Puebla, pero aclaró que no es el primer obstáculo que enfrenta porque el grupo morenovallista se ha encargado de imponerle trabas a través del Congreso local, la Auditoría Superior del Estado y la Secretaría de Finanzas y Administración.

“Las circunstancias hacia mi persona a nivel local no han sido fáciles, ese (la renuncia de Zavala) es quizá un obstáculo más, pero yo voy a ser muy derecho y muy congruente y estaré comunicando las decisiones próximas a tomar, estaré en las próximas semanas, en los próximos días, definiendo la ruta que voy a recorrer, no va ser una decisión fácil”, aceptó.

Horas después de la entrevista sostuvo encuentros con operadores de su postulación del interior del estado, con quienes acordó seguir trabajando a favor de Margarita Zavala, como venían haciéndolo antes de la salida de la aspirante presidencial, quien decidió competir en el año 2018 por la vía independiente.