Regidores de Atzizintla abren presidencia; en 30 días nombrarán edil sustituto

■ Foto Carlos Rocha

El cuerpo edilicio del ayuntamiento de Atzizintla abrió este lunes las instalaciones de la presidencia municipal que estuvo cerrada con cadenas desde la tarde del jueves pasado, cuando en un operativo se detuvo al presidente municipal, José Isaías Velázquez Reyes, y a cinco policías, quienes presuntamente colaboraban con un grupo de la delincuencia organizada.

La diputada local y líder del PRD en el estado, Socorro Quezada Tiempo, informó que fue a las 8:30 de la mañana cuando los regidores, la síndico municipal y cerca de 150 personas de la población determinaron abrir la sede del ayuntamiento y retomar los servicios públicos.

“La población dejó el miedo y se abrió la presidencia municipal. Además no había ningún sello ni ningún resguardo de autoridad. Entonces lo que se buscó fue dar servicio y aplicar la Ley Orgánica Municipal. Ahora se deberán esperar 30 días para conocer la situación del alcalde y entonces poder nombrar al edil sustituto”, dijo Quezada Tiempo en entrevista.


Aclaró que no fue ella quien abrió la alcaldía, sino que lo hicieron los pobladores que animaron a los regidores y a la síndico. Advirtió que el cabildo o la comunidad no pretenden hacer ninguna acción fuera de la Ley, sino se atenderán los llamados de la Secretaría General de Gobierno, pero se pedirá que se respete la autonomía municipal.

Lo único que hace falta en el municipio, dijo la perredista, es seguridad pública. Pues ahora sólo se cuenta con tres policías municipales que son los que tienen vigentes sus pruebas de control de confianza.

El municipio de Atzizintla contaba con 15 policías municipales, cinco fueron detenidos y de los 10 que restaron, solo tres tienen vigentes sus pruebas de control de confianza. Fue así que la terna de uniformados regresó a sus labores, después de tres días de permanecer ausentes por temor a ser detenidos como sus compañeros.

Al abundar en el tema de seguridad, Socorro Quezada hizo un llamado al titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Jesús Morales Rodríguez, para que envíe a personal a una zona que se considera de alto peligro.

“Como vocal de la Comisión de Seguridad del Congreso, le pido al secretario que envíen refuerzos. Que manden elementos a una zona que según la Fiscalía General del Estado, esta plagado de delincuentes. Entonces que manden, que no los dejen solos”, dijo en entrevista telefónica.

Detenidos son “chivos expiatorios”

Quezada Tiempo informó que la mañana de este lunes se acercaron a ella mujeres cercanas a los cinco policías detenidos. Eran las madres, esposas e hijos que le manifestaron que no han podido ver a sus familiares, ni los tres días que estuvieron en la ciudad de Puebla, y ahora tampoco en el penal de mediana seguridad de Tepexi.

“Las mujeres están muy enojadas, la mamá de uno de los policías nos dijo que no pudo ver a su hijo durante los tres días que estuvo en Puebla. Sienten que soy chivos expiatorios. Están incomunicados, no les permitieron asistencia de un abogado, así lo dijeron las esposas o las madres de los policías”, informó.

Después del recorrido por Atzizintla, la líder del PRD se trasladó a la cárcel de Tepexi de Rodríguez para conocer las condiciones en las que se encuentran los cinco policías y al alcalde de su partido Isaías Velázquez Reyes.

Antes de ingresar a la cárcel, la diputada local hizo un llamado a las autoridades encargadas de la averiguación de los hechos, a que se conduzcan con se marcan los procedimientos, pues hasta ahora se han violado los derechos humanos de los detenidos al no permitirles la visita de sus familiares, ni contar con un abogado durante las primeras 72 horas de su detención.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado, el edil del PRD enfrenta imputaciones por robo de hidrocarburo, homicidio, acopio de armas, portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, asociación delictuosa, espionaje a autoridades de seguridad pública y procuración de justicia; así como agresión a elementos de la Agencia Estatal de Investigación, entre otros.

A los cinco policías municipales detenidos se les imputan delitos de asociación delictuosa y desaparición forzada de los tres agentes de la Unidad de Secuestros, debido a que la Fiscalía presume que los entregaron a la banda delictiva “los bucanans” que después los ejecutó y los fue a dejar al poblado de Maltrata en Veracruz.

Lo sucedido con los tres policías de investigación originó el operativo en el que resultaron aseguradas 65 personas, entre éstas el edil y sus cinco policías municipales.