Recomendación a SSPyTM por violar integridad y seguridad

Por violaciones a la seguridad jurídica e integridad y seguridad personal, la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Puebla emitió en este año recomendaciones, por separado, al presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, y a la Fiscalía General del Estado (FGE).

La primera, con número 1/2018, deriva de una queja presentada el 10 de junio de 2015 por una mujer que narró que el 21 de mayo de ese mismo año, un conocido de su esposo le pidió le guardara una camioneta, este accedió y el vehículo fue estacionado en la calle.

Al día siguiente el marido fue detenido por elementos de la secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), lo trasladaron a las oficinas de Rancho Colorado en donde lo golpearon y dieron descargas eléctricas en distintas partes del cuerpo, como costillas y genitales.


El organismo pudo acreditar que los uniformados infirieron un trato cruel, inhumano o degradante, mientras permaneció bajo la custodia de los servidores públicos que se encontraron en funciones, el día de su puesta a disposición.

En el dictamen legal de lesiones practicado por el médico legista del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) se apuntó que el detenido presentaba “cinco pares de quemaduras de segundo grado recientes por electrofulguración con pistola eléctrica en la pared abdominal en el hipocondrio derecho, son de 2 milímetros de diámetro en promedio estas lesiones”.

La CDH recomienda reparar los daños ocasionados a la salud del ciudadano detenido, emitir un documento en el que se instruya a elementos de la SSPTM a actuar con base en el orden jurídico mexicano y tratados internacionales, brindarles capacitación en Derechos Humanos, y coadyuvar en el trámite de queja ante la Contraloría municipal en contra de policías que violaron las garantías del detenido, así como en la investigación que tiene su cargo el agente del Ministerio Público.

Ministeriales golpearon a taxista para firmar declaración

En la recomendación 2/2018, dirigida a la Fiscalía General del Estado (FGE) se expone que el 30 de noviembre de 2015, aproximadamente a las 15 horas, al ir circulando en el Bulevar Hermanos Serdán, a bordo de un taxi conducido por su esposo, fueron detenidos por policías estatales y ministeriales, y los trasladaron en un vehículo rojo a la agencia del Ministerio Público de la entonces dirección de Agencias del Ministerio Público Zona Metropolitana Sur.

Ahí la esposa recibió un trato déspota y le informaron que a las 20 horas le tomarían declaración a su marido, pero fue hasta las 14 horas del 1 de diciembre que le informaron que no tenían a ninguna persona puesta a disposición y que su esposo ya había sido consignado a las 11 horas e ingresado al Cereso de Puebla, no sin antes golpearlo y obligarlo a firmar su declaración dos veces.

Tras poder hablar con él, le dijo que habían golpeado dos veces en costillas, espalda y mano, además de que tenía un hematoma en la frente y cicatrices recientes en las orejas: todas las lesiones fueron propiciadas por los ministeriales.

Tras esos hechos y después de dar seguimiento a la queja, la CDH Puebla recomendó brindar atención sicológica a la víctima para su rehabilitación y superación de secuelas que fueron provocadas por los hechos mencionados.

El organismo también pide a la FGE tramite queja ante su Órgano Interno de Control de contra los ministeriales involucrados, colabore con la comisión en el trámite de denuncia que se presentará, brinde a los elementos de la anteriormente llamada Policía Ministerial y Agentes del Ministerio Público capacitación en derechos humanos.

De igual forma, pide se emita una circular para que estos sujeten su actuar a lo establecido en las leyes mexicanas y tratados internacionales, y presentar la recomendación de ante el juzgado octavo de la penal para que surta los efectos a los que haya lugar.

Estas dos son las únicas recomendaciones que ha emitido la Comisión de Derechos Humanos en lo que va del presente año.