Rechaza Germán Jiménez que CPP tenga asegurada la presidencia del Congreso

Germán Jiménez García, dirigente del Partido Compromiso por Puebla (CPP) y coordinador de la bancada en el Congreso local, descartó una disputa por las curules entre las fuerzas políticas que forman parte de la alianza Puebla Unida, al tiempo de asegurar que las gestiones que inició para incorporar nuevos diputados forman parte del derecho legítimo que tiene cada instituto político de fortalecerse.

Asimismo, rechazó que su grupo parlamentario tenga asegurada la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, pese a que forma parte de los primeros acuerdos a los que han llegado las fracciones, según el PRI.

“Estamos más preocupados en realizar un buen trabajo para la ciudadanía; lo demás se irá acomodando con el tiempo”, puntualizó Jiménez en una entrevista que concedió a La Jornada de Oriente.


Compromiso por Puebla llegó al Congreso con dos representantes populares: Germán Jiménez y Evelia Rodríguez García, a quienes se sumó Sara Chilaca Martínez el viernes pasado, tras abandonar la bancada del PRD.

El líder partidista y político de PCP aseveró ayer que continúa en negociaciones con Maiella Gómez Maldonado, quien salió de la bancada de Nueva Alianza y actualmente carece de partido, pero aún no se ha concretado su incorporación al grupo.

Expuso que la incorporación de nuevos representantes populares a la fracción que encabeza representa un movimiento natural de los legisladores emanados de la alianza Puebla Unida que buscan el cobijo de partidos con los que tengan mayor afinidad ideológica.

En esa lógica, negó que los acercamientos que sostiene con otros representantes populares busquen “pegarle” al PAN, PRD o Nueva Alianza, con los que el CPP formó la megacoalición Puebla Unida que contendió en los comicios del 7 de julio pasado.

“No es una situación de descortesía (con las fuerzas políticas aliadas) sino que cada quien está buscando posicionar su partido y yo lo que estoy buscando es fortalecer a Compromiso por Puebla con la incorporación de diputados que no se encuentran en línea con la ideología del partido (que los registró como abanderados)”, manifestó.

Para Germán Jiménez, quien fue encargado de despacho de la Secretaría de Desarrollo Social en los primeros dos años de la administración de Rafael Moreno Valle Rosas, los 26 legisladores que llegaron al Poder Legislativo con el respaldo de Puebla Unida tienen el derecho de definir con base “en su propia naturaleza y personalidad” la bancada de la que formarán parte.

No obstante, indicó que en estos días previos a la toma de protesta de los diputados electos, programada para el miércoles, actuará con mayor cautela para evitar que las negociaciones que lleva a cabo a favor de Compromiso por Puebla no interfiera en el proceso de entrega–recepción en el que se encuentra el Congreso.

La bancada del PAN es la más numerosa del Poder Legislativo y de la propia coalición, al contar con 13 diputados; se encuentra pendiente la incorporación de Fernando Manzanilla Prieto y Mario Rincón González, quienes aún no definen el tipo de participación que tendrán en la LIX Legislatura.

En segundo lugar dentro de Puebla Unida lo tiene el PRD con cuatro diputados, número que equipararía CPP de confirmarse la suma de Maiella Gómez a la bancada.

En último lugar se encontraría Nueva Alianza con tres representantes populares, de los cinco con los que llegó al Poder Legislativo, por lo que ese frente parlamentario no es considerado para presidir la Junta de Gobierno y Coordinación Política.

De acuerdo con el coordinador de la bancada del PRI, Víctor Manuel Giorgana Jiménez, el primer año el órgano de gobierno será encabezado por el tricolor, el segundo por el PRD, el tercero y cuarto por el PAN, y los últimos ocho meses de la LIX Legislatura por Compromiso por Puebla.