Quitar el subsidio a la gasolina ocasionará inestabilidad económica: Chávez Capó

El quitar el subsidio a la gasolina ocasionará inestabilidad económica, debido a que no se sabrá su precio lo que causará un impacto en renglones como el costo de la electricidad y el gas, señaló el economista Anselmo Chávez Capó.

El académico de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) expuso que las medidas económicas tomadas por el gobierno federal -contenidas en la llamada reforma energética- liberarán el precio de las gasolinas, haciendo que se eleven en 20 o 25 centavos más.

El precio, indicó el profesor investigador de la Facultad de Administración Financiera y Bursátil durante una rueda de prensa, se designará por las noches y en la madrugada se conocerá el valor que tendrá por día.


En ese sentido, mencionó que el Banco de México pondrá en marcha un programa de cobertura de 20 mil millones de dólares que buscará dar certeza al precio establecido, todo ello relacionado con la asignación que se le de en las subastas.

Chávez Capó abundó que en dichas maniobras el dolar tendrá un precio fijo y establecido con dos variantes: si posee un precio a la alta, el Banco de México asignará recursos como parte de ese programa de cobertura; mientras que si el precio va a la baja, se tendrá que pagar la diferencia afectando con ello a las empresas.

Acotó que no obstante el panorama de crisis, expertos han señalado que el crecimiento anual estimado este 2017 para México oscilará entre el 2.1 y el 2.3 por ciento.

Incluso, notó el académico, el Fondo Monetario Internacional prevé un crecimiento mínimo del 1.8 por ciento, aunado al pronóstico de otras certificadoras que dan un rango de 2 a 2.1 por ciento.

la-liberalizacion-de
Foto: Internet

Respecto al renglón crediticio y al comportamiento que tendrá debido a esta liberalización de los precios de la gasolina, el economista Anselmo Chávez indicó que todavía no está cuantificado el impacto que ha tenido esta decisión en el sistema bancario y de crédito.

No obstante, señaló que ya es urgente tomar decisiones respecto al crédito, ya que si el incremento de la tasa de interés fuera  alto, sería una grave problemática la poca solvencia económica de la población.

Sí se modificó en cinco puntos porcentuales el costo del crédito, por lo que hay créditos que han ido del 45 al 50 por ciento, dejando ver que el dinero de plástico es caro ya que hay tasas de interés que van del 18 por ciento al 62 o 65 por ciento, mencionó el economista.

Dijo además que incluso los bancos ya están tomando medidas preventivas con los clientes, como lo es  la reestructuración de la deuda para que se puedan cumplir con las obligaciones sin que se ahorque el capital.