Por incumplimiento en el pago de quincena y utilidades, para labores Línea 2 del metrobús

FOTO: imagen / Francisco Guasco

Por incumplimiento en el depósito de una quincena de salario y utilidades, pararon labores 134 trabajadores de la Línea 2 del metrobús en la ciudad de Puebla, uno de los proyectos fallidos del morenovallismo, con observaciones de sobrecosto y pagos por obras no ejecutadas por parte de la Auditoría Superior de la Federación.

A temprana hora de este miércoles, los conductores de la segunda troncal de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) se concentraron en la calle Olivos para protestar por la falta de pagos a sus labores.

Los inconformes acusaron que por enésima ocasión la empresa concesionaria del servicio “Tapta Transporte” incumple con el depósito de sus salarios.


Se trata de la línea que recorre el derrotero de las calles 11 Norte-Sur en la capital poblana, por lo que la empresa pidió a la población tomar sus precauciones.

Alrededor de las 6 horas, los trabajadores denunciaron que no les pagaron completas sus utilidades, además les adeudan dos semanas de salario y tampoco respetan sus horarios de trabajo.

Sostuvieron que el horario laboral es de 4 a 23 horas, de lunes a sábado; sin embargo, en ocasiones tienen que llegar una hora antes y salir una hora después, lo cual representa por semana una jornada completa de trabajo más, de la cual no reciben pago extra.

Por su parte, RUTA Puebla confirmó a través de redes sociales que el paro de los conductores duró al menos una hora, y que el servicio de transporte público se encuentran trabajando con normalidad.

Carreteras de Cuota Puebla, dependencia a cargo del sistema de la RUTA, se ha lavado las manos en cuanto a la falta de pagos y de prestaciones a los trabajadores de las líneas 1 y 2 del metrobús, tras argumentar que eso es responsabilidad de las empresas concesionarias.

La dependencia estatal solo confirmó en diciembre pasado que en sistema Ruta laboran 46 operadores en la Línea 1 del metrobús y 148 para los camiones alimentadores.

Mientras que en la Línea 2 laboran 134 choferes y 178 para sus alimentadoras.

Fue el panista Rafael Moreno Valle Rosas el que impulsó el reordenamiento del sistema de transporte público en la capital poblana.

Sin embargo, desde que se puso en marcha la primera línea de la RUTA, en enero de 2013, el gobierno de Moreno Valle “rescató” la concesión que había dado a los accionistas originales del proyecto, debido a que entre ellos surgieron acusaciones de desfalcos y la falta de entrega de utilidades.

Los accionistas que se inconformaron están encabezados por Juan Cervantes Hernández, líder transportista en Puebla, mientras que los señalados de mal manejo financiero son representados por Miguel Ángel Aceves Mendoza.

Desde entonces, los socios transportistas presentaron un litigio para recuperar la administración de la Línea 1.

Incluso, la Auditoría Superior de la Federación reveló que el costo inicial de la segunda línea de la RUTA fue de 350.8 millones de pesos, pero dicha cantidad se modificó posteriormente y quedó en 612.7 millones, lo que representa un sobrecosto de 261.9 millones, es decir del 75 por ciento más.

Además, el organismo fiscalizador observó que el servicio es deficiente y que se pagaron 19.3 millones de pesos por obras no ejecutados, y pagos no justificados por 504 mil pesos.

Uno de los compromisos incumplidos del sexenio morenovallista fue mejorar la movilidad en Puebla y las condiciones laborales de operadores.  A cinco años de la puesta en marcha de la primera línea del metrobús, esto no ha ocurrido.