Queman simbólicamente a senadores de Puebla por aprobar reforma energética

El fuego se encendió y la imagen de los senadores Javier Lozano Alarcón, Blanca Alcalá Ruiz y Lucero Saldaña Pérez ardió durante la protesta de los integrantes del Movimiento de Alternativa Social  ■  Foto Rafael García Otero
El fuego se encendió y la imagen de los senadores Javier Lozano Alarcón, Blanca Alcalá Ruiz y Lucero Saldaña Pérez ardió durante la protesta de los integrantes del Movimiento de Alternativa Social ■ Foto Rafael García Otero

El fuego se encendió y la imagen de los senadores Javier Lozano Alarcón, Blanca Alcalá Ruiz y Lucero Saldaña Pérez ardió durante la protesta de los integrantes del Movimiento de Alternativa Social, quienes culminaron una marcha por el zócalo de la ciudad contra la reforma energética con la quema simbólica de los legisladores poblanos que la aprobaron.

El aire gélido que azotó a la Angelópolis durante la movilización favoreció a los tres representantes populares, al menos por unos minutos, pues dificultó a los activistas incendiar los posters que llevaron al recorrido, en los cuales exhibieron el rostro de los senadores y la leyenda “traidores a la patria”.

“¡Ni el diablo los quiere!”, exclamó uno de los inconformes, mientras intentaba mantener viva la llama del encendedor, cubriéndola con su mano izquierda del viento frío que la apagó en más de cuatro ocasiones.


Pero la persistencia dio sus frutos: primero ardió la imagen de las priistas Saldaña y Alcalá en medio de gritos victoriosos y porras de los manifestantes que, tras dar dos vueltas al zócalo, se congregaron frente al edificio Carolino de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), en la Plaza de la Democracia.

Dos minutos después las llamas comenzaron a carcomer el rostro de un Alarcón que se veía acalorado e incómodo, limpiándose con un pañuelo gruesas gotas de sudor que le escurrían por la frente y el cuello como si sintiera el fuego que se cernía sobre él, aunque en el momento en que se tomó la fotografía la temperatura del senador panista no subió por el efecto de las llamas, sino por alguna de las preguntas incómodas que suele enfrentar en las ruedas de prensa, ante su defensa a ultranza del gobierno de Felipe Calderón y Rafael Moreno Valle.

“Los senadores Javier Lozano, Blanca Alcalá y Lucero Saldaña, junto con los diputados poblanos, federales y locales del PRI y el PAN, le sirvieron de tapete a las trasnacionales petroleras y entregaron, en agravio del país, el último gran negocio de los mexicanos, un negocio de más de 128 mil millones de dólares anuales”, denunció Marco Antonio Mazatle Rojas, secretario general del Sindicato de Telefonistas y miembro del Movimiento de Alternativa Social.

El pronunciamiento contra la reforma energética se realizó en una conferencia de medios previa a la movilización, donde los líderes del movimiento advirtieron que las nuevas disposiciones constitucionales propiciarán el incremento en el costo de la energía eléctrica, así como conductas rapaces de las empresas que se vean favorecidas con la extracción de crudo.

“La producción de petróleo se elevará a más de 3 millones de barriles diarios; sin embargo, las ganancias serán de las trasnacionales. En menos de 15 años acabarán con las reservas petroleras”, vaticinó Mazatle Rojas.

Ricardo Juárez Ávila, quien es otro de los líderes del movimiento, anunció el 31 de enero una movilización contra todas las reformas estructurales que se han impulsado a nivel federal y la ausencia de una política social en el estado.