QUE NO SE PROTEJA AL INFLUYENTE

Esta semana pobladores de San Bernabé Temoxtitla, junta auxiliar de Ocoyucan, denunciaron la complacencia que autoridades de los tres niveles de gobierno han mostrado hacia la empresa Soluciones Ecológicas de Puebla, cuyo socio mayoritario es el ex secretario de Desarrollo Económico Antonio Zaraín García.

La compañía se dedica a la fabricación de composta, pero contamina ostensiblemente a esa junta auxiliar de Ocoyucan: abunda la fauna nociva como moscas, cucarachas, plagas de ratas y jaurías.

Los vecinos han solicitado ya formalmente la intervención de las dependencias encargadas del cuidado y protección al medio ambiente y de otras instituciones vinculadas.


Toca ahora ver si entidades como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) o de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como de la local Secretaría de Desarrollo Rural Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (SDRSAOT) se animan a aplicar la ley a la que están obligadas o se doblegan ante la influencia política de Zaraín, quien al menos está bien relacionado con la administración estatal.

El caso de Antonio Zaraín García es, por otro lado, emblemático, ya que durante gestiones pasadas fue presentado como un empresario ejemplar, a pesar de que su empresa, Segusino, fue muchas veces acusada de depredar bosques y su quiebra también llevó a la ruina a cientos de familias en la región de Chipilo.