“Punto de partida” marca el fin y el comienzo de una nueva etapa en José Lazcarro

La exposición Punto de partida, explicó José Lazcarro Toquero (Puebla, 1941) es precisamente eso: “Una pauta, una marca final de un proyecto artístico, que dicta además el comienzo” de un programa futuro, que ya empieza a sugerirse en la muestra que se exhibe en la Galería de arte del Complejo Cultural Universitario (CCU).

Inaugurada este fin de semana, la exhibición muestra 26 piezas entre ellas pinturas de gran formato y algunas esculturas que forman parte de la serie Naturaleza Muerta, con la que el artista, investigador y académico ganó la novena Bienal Monterrey FEMSA. Las piezas desarrolladas en los últimos tres años responden a una preocupación del autor por lo que ha sucedido con el medio ambiente, el cual está en crisis.

Durante una entrevista, José Lazcarro señaló que el arte ha sido su trinchera desde la cual evidenciar y denunciar la crisis climática, además de que es un llamado “a recuperar lo perdido, algo que tiene que ver con crear comunidad”.


“La idea es que el público además de apreciar esta comunicación de intención estética también se lleve un razonamiento de concientización de lo que está sucediendo con el planeta”, afirmó el artista.

Además de esta serie y las piezas ganadoras en la Bienal FEMSA, al visitante lo recibe “El Árbol de Siddhartha”, una escultura ubicada en el Andador Cultural del CCU. Dentro de la galería, en cambio, aparece el primer autorretrato de José Lazcarro, titulado “Dos, cero, uno, cuatro”, el cual exige al espectador encontrar, entre las líneas oscuras, la figura del artista.

Este autorretrato y la instalación en la que sobre una mesa hecha a partir de la reutilización de un neumático, brilla una lámpara con la que se ilumina la impronta de un grabado, forman parte de una nueva etapa en el proyecto artístico de Lazcarro Toquero con el que busca “nuevos espacios, nuevos niveles de comunicación estética”, que se revelarán en performances, instalaciones y hasta graffiti, con la idea de hacer invasiones e intervenciones en espacios públicos.

“Voy a salir de los museos y las galerías, a acercarme al público, a decir las cosas con esas formas actuales que me ayudarán a seguir manteniéndome en la vigencia de la vanguardia”, dijo el académico de la Escuela de Escuela de Artes Plásticas de la UAP.

Sobre esta última función, José Lazcarro señaló que desde que inició dando clases en La Esmeralda, en la Ciudad de México, y luego en otras instituciones privadas como Unarte, aquí en Puebla, el estar en aulas públicas le hace tener un mayor compromiso pues sus alumnos “son jóvenes que lucharon por tener un lugar con conocimiento y talento”.

Punto de partida, que estará expuesta hasta el 26 de abril, se complementa con una intervención en muro, cuadernos de trabajo, agendas y diarios personales del artista en los cuales se pone en evidencia su personalidad llena de genialidad y humor.

 

El emisario de artistas

 

Sobre la postura del gobierno estatal y el CECA, y el cierre de la Galería de Arte Moderno y Contemporáneo, Informó que en esta semana, tratará de reunirse con Jorge Alberto Lozoya, para cuestionarle sobre el rumbo que tendrá la cultura en el estado.