Con 517 tomas clandestinas, Puebla regresa al primer lugar nacional en robo de hidrocarburos: Pemex

Toma clandestina de combustible/Foto archivo

Con 517 tomas cladestinas reportadas en el primer trimestre del año, el estado de Puebla se ubica a la cabeza con la mayor incidencia delictiva, reportó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con el reporte de la paraestatal, en enero se denunciaron 110 tomas clandestinas en territorio poblano. En febrero fueron 136; y para marzo la cifra se disparó hasta 271 perforaciones.

Tan solo en marzo, en Puebla se registraron 161 casos más, si se compara con el mes de enero, lo cual indica un crecimiento de casi 150 por ciento de la incidencia.


En comparación con el año pasado, en marzo de 2017 se encontraron 173 perforaciones, en el mismo mes pero de 2018 se descubrieron 271, es decir, hubo una diferencia mayor de 98 tomas.

De acuerdo a las últimas cifras, Puebla regresó al primer lugar a nivel nacional con el mayor número de tomas clandestinas, sitio que había dejado desde octubre pasado.

En el mismo trimestre, en México se registró un total de 3 mil 691 tomas clandestinas, lo cual significa un incremento del 36 por ciento si se compara con el mismo periodo pero del año pasado, con 2 mil 704 hechos delictivos.

De la lista, el estado de Puebla ocupa el primer lugar nacional con 517 tomas. Le sigue la entidad de Hidalgo, con 455; en tercer sitio, Guanajuato, con 415; Veracruz, 381; Jalisco, 335; y Tamaulipas, 307.

En 2017, la ordeña a ductos de Pemex no solo ocasionó ingobernabilidad en algunos municipios, como San Martín Texmelucan, donde las bandas huachicoleras infiltraron a la Policía local, sino además pérdidas económicas por 30 mil millones de pesos.

Ese mismo año se reportaron 10 mil 363 tomas clandestinas, mientras que en 2016 se registraron 6 mil 873.

En contraparte, las entidades con menor incidencia son Chiapas (1), Chihuahua (6) y Durango (9).

Por otro lado, Pemex informó que el robo de combustible le cuesta 30 mil millones de pesos anuales.

Precisamente, los estados más perjudicados por esta pérdida son Puebla, Veracruz, Hidalgo, Estado de México, Querétaro, Tlaxcala, Jalisco, Guanajuato y Michoacán.

La pérdida anual representa un incremento del 50 por ciento si se compara que en 2017 el quebranto se calculó en 20 mil millones de pesos.

El director general de Pemex, Carlos Treviño Medina, informó la semana pasada desde Los Pinos que el combate al robo de combustibles ha logrado la detención y presentación al Ministerio Público de casi 2 mil 500 personas, de las cuales se sigue un proceso judicial a alrededor del 2 por ciento únicamente.

Algunas de las acciones que se realizan son el uso intermitente de sus ductos, sustituyendo transporte de hidrocarburos por pipas que en ocasiones van escoltadas; se han cerrado casi 100 estaciones de servicio sospechosas de vender combustible robado.

Asimismo, dijo, se han despedido y consignado a las autoridades a cerca de 100 empleados por evidencia de que han facilitado información o procesos en materia de robo; se han asegurado 6 mil 600 vehículos propiedad de presuntos delincuentes, y hay cerca de 14 millones de litros de combustible recuperado.