Puebla, entre los estados más violentos en México para las mujeres migrantes: Centro Prodh

Puebla se encuentran en la lista de los estados más violentos para las mujeres a nivel nacional, especialmente para las transmigrantes que proceden de Centroamérica, así como de países como Haití y Cuba, que atraviesan México para llegar a los Estados Unidos de Norteamérica.

La información fue revelada por el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh), a través del estudio “Criminalización de mujeres migrantes. Análisis de seis casos en la frontera sur”.

En la investigación, el organismo documentó que cada día son asesinadas cinco mujeres en el país, de los cuáles solo uno es investigado como feminicidio.


De las cinco féminas asesinadas por día, precisó, también se encuentran víctimas de origen extranjero que ingresan a territorio mexicano de manera ilegal, con el único objetivo de cumplir el “sueño americano”.

Entre las entidades más peligrosas para las mujeres también se ubica Oaxaca, Chiapas, Guerrero, estado de México, Ciudad de México, Jalisco, Nuevo León y Sinaloa.

El Centro Prodh informó que entre los años 2012 y 2013,  15.75 por ciento de los homicidios perpetrados contra mujeres fueron investigados como feminicidios.

Esto significa que únicamente fueron 613 casos de los 3 mil 892 denunciados ante las autoridades.

El organismo civil defensor de los derechos humanos dio a conocer que entre marzo de 2016 y agosto de 2017 realizó visitas a las diferentes entidades para documentar los casos de feminicidio en el país.

Informó que entre las violaciones que padecen los migrantes es el acceso a la salud, educación y trabajo, así como en las detenciones y la vinculación con delitos penales.

A esto se sumó la falta de capacitación especializada y procesos de sensibilidad para quienes aplican la ley, dando como resultado la corrupción, irregularidades y la falsa acusación contra migrantes en general.

El estudio se dio en el marco de la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos que cada año ingresa a territorio mexicano, el Programa de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México (Prami), el cual tuvo conocimiento de la situación de un grupo de mujeres migrantes recluidas en el Centro de Reinserción Social Femenil número 4, en Tapachula, Chiapas, acusadas de trata de personas y otros delitos afines.

Así, a principios de 2016 se acordó presentar al grupo de mujeres en cuestión la propuesta de realizar un informe que sirviera de plataforma para la denuncia e incidencia.

Entre las conclusiones, el Centro Prodh expuso que el Estado mexicano tiene grandes deficiencias en el cumplimiento de las condiciones y recomendaciones internacionales para atender esta problemática, donde sí se procesan a las mujeres migrantes por trata y explotación sexual –en este caso-, pero no necesariamente se está procesando a los lenones.

Como características principales de estas mujeres, se determinó que son jóvenes, en edad reproductiva y con altos índices de analfabetismo, y su fuente laboral se concentra en tres áreas: el trabajo agrícola, la industria del sexo y entretenimiento, y el doméstico y de cuidados.

Mientras que las principales razones para migrar son: el sustento de hijos, hermanos o padres, conocer un lugar distinto, continuar con sus estudios y escapar de la violencia intrafamiliar.