Puebla, con ínfimo Desarrollo Democrático: Konrad Adenauer y Coparmex

Puebla ocupa el cuarto lugar entre los estados con menor desarrollo democrático, según una medición de la Fundación Konrad Adenauer, la consultora Polilat y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). El principal lastre señalado por los tres organismos es que los ciudadanos de la entidad no confían en las instituciones del gobierno que encabeza el gobernador del Partido Acción Nacional Rafael Moreno Valle Rosas.

Puebla logró en la reciente calificación sobre el Índice de Desarrollo Democrático apenas 2 mil 828 puntos en una tabla de 10 mil posibles, ubicándose entre las siete entidades federativas reprobadas y solo superada por Tamaulipas, Guerrero y Chihuahua, estados asolados por el crimen organizado.

Además, la caída de la entidad fue dramática, pues en la misma medición del año pasado Puebla ocupaba el escaño número 20 entre 32, y ahora fue ubicada en el 29.


Además de la desconfianza que la ciudadanía tiene en el gobierno de Moreno Valle, destaca también que “Puebla es una de las 10 entidades con mayores casos de funcionarios que amenazan a periodistas”.

“El propio gobernador Rafael Moreno Valle ha presentado demandas contra periodistas a los que ha acusado de “abuso a la libertad de expresión”. A finales de 2012, por ejemplo, demandó por difamación a dos comunicadores locales, aunque semanas después retiró el recurso”, consignó este fin de semana el portal de CNN México.

En la Dimensión Derechos políticos y Libertades Civiles, Puebla obtuvo 4 mil 606 puntos en una escala de 10 mil.

Los principales rezagos bajo el gobierno de Moreno Valle en la medición que hicieron la Fundación Konrad Adenauer, Polilat y Coparmex resaltan el nulo desarrollo democrático a nivel de los derechos y libertades de los que gozan los ciudadanos; el destancamiento las instituciones y del sistema político, además de los magros resultados de la gestión democrática a nivel social y a nivel económico.

Concretamente Puebla queda por debajo de la media en materias como certeza en la elección de autoridades, exclusión de derechos indígenas, violencia de género e inseguridad.

El estudio advierte que la administración morenovallista tampoco ha cumplido con las expectativas ciudadanas sobre la distribución de los ingresos, inversión y competitividad.

El Índice de Desarrollo Democrático es un instrumento que busca medir el avance de la democracia en cada uno de los estados de la República Mexicana. Esta medición permite evaluar aspectos generales de la democracia mexicana en comparación con el camino seguido por otros países de la región, resulta evidente que la forma en que se viven los derechos y libertades ciudadanos y el modo en que se desarrollan y comportan las instituciones no son los mismos en los distintos estados que conforman la extensa geografía del país.

Se realizó por vez primera en 2010, en una alianza estratégica entre la Coparmex, la fundación Konrad Adenauer y Polilat, empresa consultora que calcula el índice de desarrollo democrático en los países de América Latina desde 2002.