La delincuencia ya cobra derecho de piso a maestros; denuncian docentes ante la SEP

Víctimas de la delincuencia y la inseguridad, decenas de maestros que laboran en la región conocida como “Triángulo Rojo” protestan frente a las instalaciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en la ciudad Puebla, donde han bloqueado los accesos a la dependencia estatal.

Además acusaron que grupos delictivos que exigen el pago de derecho de piso a cambio de que maestros y alumnos no sean molestados.

Aproximadamente unos 200 docentes reclamaron mayores recursos para esta región que presenta el mayor índice delictivo en la entidad, por ser ruta y trasiego de combustible robado a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).


Encabezados por su representante sindical, Alfredo Gómez Palacios, pidieron mayor seguridad y acceder al programa “SEP te da un aventón”, que consiste en un transporte especial para que los maestros se trasladen a sus centros de trabajo, ante la ola delictiva que azota a la región.

Los inconformes aseguraron que no existen las condiciones para continuar laborando en la zona, debido a la inseguridad y la falta de transporte especial para llegar a las comunidades.

Asimismo acusaron que cuentan con una sobrecarga de trabajo administrativo, derivado de la documentación que ahora les exige la SEP como parte de la imposición de pruebas a los maestros.

Los tutores portaron pancartas donde demandan a la Secretaría de Educación escuchar sus peticiones, pues alegaron que no cuentan con el respaldo del gobernador Antonio Gali Fayad.

Esto a pesar, sostuvieron, que algunos planteles de la región del “Triángulo Rojo” se encuentra entre los primeros lugares de educación.

Algunos sostuvieron que han tenido que solicitar el cambio de zona debido a que no están dispuestos a poner en riesgo su vida.

También denunciaron que la inseguridad se ha extendido no solo en las localidades de la zona en mención, sino en los municipios asentados sobre los ductos de Pemex y en los límites con el estado de Veracruz.

Por esta razón, los maestros exigieron protección para quienes laboran en San Martín Texmelucan y Tehuacán, donde bandas del crimen organizado mantienen asoladas a la población.