Propone VW aumento de 2.5%; advierte que podría bajar en 16% la producción de este año

A cuatro días de que venza el emplazamiento a huelga, el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw) todavía no recibe una propuesta de incremento salarial por parte de la empresa.

En las asambleas sindicales realizadas en abril, los más de 9 mil trabajadores de base acordaron pedir un incremento directo de 11 por ciento.

Sin embargo, todavía no hay planteamiento alguno de la armadora para mejorar los ingresos de su personal sindicalizado, así lo confirmó el vicepresidente de  Relaciones Corporativas y Estrategia, Carlos Luna Ramírez.


Desde el 27 de julio que iniciaron las negociaciones, ambas partes han estado revisando las cláusulas del contrato colectivo de trabajo y todavía no llegan a la parte salarial.

“Se está trabajando sobre cláusulas contractuales. Estamos trabajando, aun no tenemos (el ofrecimiento), estaremos trabajando esta semana”.

El vicepresidente evadió responder si hay condiciones para que se otorgue un incremento de dos dígitos, como lo demandan los trabajadores.

Comentó que en esta negociación se están analizando todos los efectos de factores externos nacionales e internacionales, como el Tratado de Libre Comercio (TLC).

Volkswagen planea ensamblar 480 mil unidades

A cinco meses de que finalice el 2018, Volkswagen de México se encuentra al 50.8 por ciento de avance en su meta de producir un total de 480 mil vehículos.

Carlos Luna Ramírez, vicepresidente de Relaciones Corporativas y Estrategia de la firma germana, reconoció que en este año ha habido una baja en el ensamblado de automotores, aunque comentó que la caída no se puede atribuir a un solo factor.

“Obedece a factores tales como los económicos, bajas en los volúmenes, bajas en los pedidos, gustos de los clientes, son diferentes los factores los que afectan”, explicó sin aventurarse a predecir si cumplirán o no con su meta de producción de este año.

De enero a julio del presente año, Volkswagen de México registró una caída de 11.5 por ciento, al ensamblar solo 244 mil 164 vehículos, es decir 27 mil 697 menos que en igual periodo de 2017.

Asimismo, sus exportaciones descendieron en 10.3 puntos porcentuales, al pasar de 226 mil 825 vehículos enviados al extranjero en los primeros siete meses del año pasado a 203 mil 509 en el mismo lapso de 2018, lo que significa 23 mil 316 unidades menos.