Propone Movimiento Ciudadano reforma para combatir uso político de las cuentas públicas

El coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano, Julián Peña Hidalgo, presentó una iniciativa de reforma que pretende establecer tiempos claros en el proceso de fiscalización, con el objetivo de que la revisión de las cuentas públicas no se convierta en una herramienta de chantaje político.

Peña presentó la propuesta al Congreso local ayer, en medio del hermetismo de la presidente de la Comisión Inspectora, la panista Patricia Leal Islas, sobre el estado en el que se encuentran las cuentas pendientes del ex edil de Puebla Eduardo Rivera Pérez de 2012, 2013 y los últimos 45 días de esa administración de 2014.

“Ya no voy a contestar (…) son 300 sujetos obligados y cada ocho días me pregunta lo mismo. Va a estar cuando tenga que estar, cuando la vean enlistada en el orden del día va a estar”, respondió Leal, al ser cuestionada en entrevista sobre el caso de Eduardo Rivera, quien presidió la capital en un estado de confrontación permanente con el gobernador albiazul Rafael Moreno Valle Rosas.


El proyecto de Movimiento Ciudadano elimina la prórroga de cinco meses con la que cuenta actualmente la Auditoría Superior del Estado (ASE) para entregar a la Comisión Inspectora el resultado de las auditorías practicadas a las autoridades estatales y municipales responsables del manejo de recursos públicos en el estado.

Además, fija un término de 90 días para que el órgano legislativo antes señalado emita un dictamen y lo turne inmediatamente al pleno del Congreso, con el fin de que se someta a votación de los representantes populares.

En entrevista, Julián Peña Hidalgo señaló que la falta de plazos ha permitido a la Comisión Inspectora postergar la dictaminación de cuentas por más de un año, sin que se conozcan los motivos del aplazamiento.

“La aprobación del proyecto evitaría que la fiscalización se prolongue por intereses políticos y que exista condicionamientos para los entes obligados”, garantizó el representante popular.

Explicó que la mesa directiva turnó el documento a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, al tiempo de afirmar que tiene confianza en que los diputados estudiarán el tema con “apertura” para que se “transparente mejor la rendición de cuentas”.

La iniciativa propone modificar la Ley de Fiscalización Superior y Rendición de Cuentas para el estado de Puebla, así como el Reglamento Interior del Poder Legislativo del estado de Puebla.