Promueve estado proyecto de muerte en la Sierra Negra

Ante la férrea oposición que existido en la región de Tehuacán por la instalación del Proyecto Hidroeléctrico   Coyolapa y Atzalan – Huitzilatl, la Secretaría General de Gobierno (SGG) organizó una reunión interinstitucional y dio por iniciado el proceso consultivo para llevar a cabo el considerado proyecto de muerte.

La dependencia informó que el pasado martes se reunieron para analizar el proyecto representantes de la Secretaría de Energía (Sener), de Gobernación (Segob), de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), de la Procuraduría Agraria (PA), la Comisión Nacional del Agua (Conagua), y de la empresa Proyectos Hidroeléctricos de Puebla; que impulsa la obra.

En un comunicado la SGG defendió el proyecto al afirmar que el objetivo es generar energía eléctrica sustentable, proveniente de una fuente renovable y limpia, mediante la construcción y operación de dos subsistemas.


Además aseguró que el proyecto no generará impactos negativos a la población, y que la propuesta estará sujeta a la planeación de la consulta con las comunidades indígenas, mediante un proceso coordinado por la Sener y Segob.

Explicó que el proceso consultivo constará de 5 etapas: acuerdos previos, informativa, deliberativa, consultiva y seguimiento para el cumplimiento de los acuerdos.

Finalmente, la dependencia encargada de mantener la gobernabilidad en el estado destacó que la reunión se inscribió en la etapa previa de coordinación interinstitucional, de la cual derivará un protocolo específico que deberá ser consensuado con las comunidades indígenas involucradas, y se regirá conforme a los estándares internacionales del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y de la Ley de la Industria Eléctrica.

A finales de agosto pasado cientos de pobladores de la Sierra Negra, así como líderes de organizaciones de defensa de la tierra, llevaron a cabo en Zoquitlán el “Encuentro de las Resistencias por la Defensa de Nuestro Territorio” para decir no a los proyectos de muerte.

De municipios vecinos como San Miguel Eloxochitlán, Tlacotepec de Porfirio Díaz, Coyomeapan, así como Coxcatlán, Ajalpan y San Gabriel Chilac, llegaron a la reunión con el objetivo de dejar claro que no van a permitir el avance del proyecto de la hidroeléctrica que se pretende construir en esta zona.

Al encuentro también asistieron integrantes del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (Maiz), que encabeza Omar Esparza, así como de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala–Movimiento Nacional, que forma parte del Frente Indígena y Campesino de México (Ficam), quienes expresaron todo su apoyo a las comunidades de la Sierra Negra.

También estuvo presente el diputado federal por Morena, Miguel Alba y Alba, quien hizo el compromiso de que la bancada de su partido se adherirán a la lucha de los habitantes de la Sierra Negra para impedir que el proyecto hidroeléctrico avance.