PROMOCIÓN PERSONAL

El gobernador Rafael Moreno Valle Rosas ha aprovechado su IV Informe de Labores para promocionar su figura más allá del territorio poblano, principalmente mediante spots en medios electrónicos, lo que ha provocado críticas de analistas y que el Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI prepare una denuncia en su contra, mientras la dirigente del PRD en Puebla, Socorro Quezada Tiempo, descartó el inicio de acciones jurídicas contra el mandatario.

Resulta, por donde quiera que se le vea, desaseado y hasta ofensivo que el titular del Poder Ejecutivo local realice prácticas ventajosas para su persona, aprovechando el cargo que ocupa y los recursos que éste pone a su disposición.

Es claro que Moreno Valle sigue la línea de muchos otros políticos que han emprendido sus campañas de posicionamiento usando presupuestos e instrumental público, pero es también evidente que un informe de labores sobre obras y políticas que conciernen en exclusiva a Puebla no tiene por qué aparecer en otras entidades.


En esta campaña participa deliberadamente el Partido Acción Nacional (PAN), lo cual resulta oprobioso, dado que el instituto político derechista fue uno de los principales impulsores de la legislación comicial vigente, la cual prohíbe que los funcionarios públicos usen los recursos del erario o los instrumentos que su puesto necesita, para hacer un aprovechamiento particular.

Se hace así necesario que el Instituto Nacional Electoral aplique las sanciones correspondientes para que este tipo de conductas generen un precedente que ayude a evitar su réplica.