Con recurso legal, regidores electos de Morena buscarán revertir privatización del ex hospicio y Teatro Principal

Foto: Rafael Otero

En las puertas del edificio del Antiguo Hospicio, los regidores electos de la ciudad de Puebla, emanados de Morena, demandaron al gobierno del estado retirar de inmediato el proyecto de decreto por el cual se pone en venta este edificio antiguo ubicado en la calle Reforma 710, que forma parte del patrimonio edificado de la capital.

Asimismo, se pronunciaron en contra del uso mercantil que se le pretende dar al Teatro Principal, uno de los más antiguos de América Latina, al concesionarlo a la Iniciativa Privada; y por la “maniobra” que representa entregar la reserva territorial Flor del Bosque, el único pulmón ecológico que queda en la capital, a intereses inmobiliarios.

“Este Ayuntamiento no permitirá la privatización de los espacios públicos, de nuestra historia y cultura”, reprocharon.


De no revertirse el decreto de la venta del Antiguo Hospicio, los regidores hicieron un llamado al Congreso del estado -también en manos de Morena- para efectuar un juicio de inconstitucional y recuperar el inmueble.

“Si el edificio se vende, se irá a litigio para recuperarlo”, advirtieron, luego de proponer que en este inmueble se pueda instalar parte de las oficinas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal.

Entre los inconformes estuvieron Argelia Arriaga, alcalde suplente; Omar Jiménez, síndico suplente, así como los regidores electos Rosa Márquez Cabrera, Libertad Aguirre, José Iván Herrera Villagómez, María Isabel Cortés Santiago, Cinthya Juárez Román, Ángel Rivera Ortega, Edson Armando Cortés Contreras, Carmen María Palma Benítez, Ana Laura Martínez Escobar, Patricia Montaño Flores, Jorge Iván Camacho Mendoza, Martha Teresa Ornelas Guerrero, Justino Joaquín Espidio Camarillo, Roberto Elí Esponda Islas, y José Luis González Acosta.

Los inconformes acusaron que durante los últimos años la política pública ha favorecido la privatización del espacio público y alejamiento e indiferencia de todos los habitantes del municipio de su Zona Monumental.

En ese sentido, pidieron al Poder Ejecutivo la instalación de una mesa informativa en la que se exija, entre otras cuestiones presente los dictámenes técnicos de protección civil y financieros que avalan el daño estructural del inmueble señalado, así como la inviabilidad del rescate por parte del gobierno estatal.

Lo anterior, arguyeron, para demostrar que resultaría más costoso al erario el enajenarlo que el restaurarlo.

Reprobaron que de manera irrespetuosa se ponga en remate el patrimonio de los poblanos, puesto que desde 1982 la ciudad de Puebla es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y, en defensa de lo mismo, es que manifestaron su rechazo a la enajenación del patrimonio cultural edificado.

Además solicitaron a la autoridad estatal la donación del inmueble del Antiguo Hospicio al Ayuntamiento de Puebla, a fin de explorar mecanismos que beneficien la Hacienda Pública municipal y garantice que el patrimonio quede en uso y disfrute de los poblanos.

Entre las demandas, los regidores electos exigieron al Ejecutivo se presenten los documentos que avalan el valor catastral y comercial del inmueble señalado; mientras el Ayuntamiento actual manifieste una posición técnica y política sobre esta situación.

También exigieron que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) exhiba su opinión técnica y legal, tanto en su representación local como a nivel federal, y que los consejos ciudadanos del Municipio de Puebla se pronuncien públicamente al respecto.

Los regidores advirtieron que con la llegada de Morena al poder se frenará la venta del patrimonio edificado de los poblanos.

El pasado 28 de agosto, el gobernador del estado José Antonio Gali Fayad envió una iniciativa de decreto al Congreso local, la cual fue aprobada, para autorizar la enajenación de 7 mil 226 metros cuadrados del inmueble ubicado en la calle Reforma número 710.

Tal iniciativa, fue considerada como alevosa por los regidores de Morena quienes lamentaron que se diera en la recta final de la actual Legislatura y de la administración del panista, a pesar que estos edificios históricos dan identidad a los poblanos.

“El Cabildo entero respalda las decisiones de Claudia Rivera”: Aguirre

En otro tema, los regidores salieron en defensa de la alcalde electa Claudia Rivera Vivanco, quien no estuvo presente en esta manifestación por encontrarse de gira de trabajo por varias ciudades de los Estados Unidos de Norteamérica.

Al respecto, Libertad Aguirre dijo que dan un voto de confianza a las decisiones tomadas por Rivera Vivanco.

“El Cabildo completo la respalda, confiamos en lo que está haciendo es para beneficio de los ciudadanos”, enfatizó.

La regidora electa señaló que hay una gran expectativa por el gobierno de la capital y nosotros estamos para trabajar, resolver los temas de la ciudad y la gobernabilidad.

“Somos un equipo y Claudia está haciendo lo correcto para traer proyectos internacionales”, cerraron filas al final en torno a la figura de la presidenta municipal, quien ha sido criticada en las últimas semanas por su viaje al extranjero, antes de asumir el cargo.