Tras su privatización, hasta 44 mil pesos tendrán que pagar artistas si quieren presentarse en el Teatro Principal

Foto: Rafael Otero

Por segunda ocasión, un grupo de artistas adheridos a la Comunidad de artistas escénicos de Puebla protestó en contra de la medida gubernamental tomada por el gobernador José Antonio Gali Fayad de privatizar el Teatro Principal, el espacio escénico más antiguo de América por el que ahora tendrán que pagar 44 mil pesos si se quieren presentar en él.

Esta mañana de martes 4 de septiembre, esta vez en la plancha del teatro ubicado en la esquina de la 8 Oriente y el bulevar 5 de mayo, representantes y miembros de diversas compañías denostaron la iniciativa ya aprobada por el Congreso estatal, para que el Patronato del Teatro Principal desaparezca y en su lugar la administración pase a manos del organismo público descentralizado Convenciones y Parques de Puebla.

Sin nombrar a los responsables de esta acción que formó parte de un paquete de 11 iniciativas enviadas por el gobernador José Antonio Gali unos 10 días atrás, el colectivo dijo que no ha recibido respuesta alguna por parte de las autoridades estatales, en particular de la Secretaría de Cultura y Turismo que “encabeza” Roberto Antonio Trauwitz Echeguren.


Dijeron que la lucha de este “movimiento artístico independiente y apartidista”, consiste  dar marcha atrás a la privatización de un bien público. Asimismo, en una rueda de prensa, señalaron que es para que la siguiente Legislatura que entra en funciones el próximo 15 de septiembre, “tenga el buen gusto de apoyar a la cultura local”.

De  manera particular, denostaron el papel que ha tomado desde noviembre de 2017 el administrador del teatro Lambertys Matthijs de Kool, quien ha restringido el acceso al foro y “tiene su propio servicio de limpieza por el que cobra” también una cantidad elevada.

Con esta medida, denunciaron, si quieren acceder al Teatro Principal deberán pagar alrededor de 22 mil pesos por mediodía, es decir, 44 mil por jornada que es el tiempo que suelen necesitar las compañías en su montaje y presentación.

Dicha medida, completaron, representa una cuota imposible de pagar para los artistas y grupos que trabajan sin apoyo gubernamental y de manera autogestiva.

Por tanto, exigieron que además de la revocación de la medida que coloca al organismo público descentralizado Convenciones y Parques de Puebla como el administrador del Teatro Principal se haga una consulta pública con los artistas y los ciudadanos.

“No es posible que por debajo del agua las autoridades den salida a este tipo de acciones”, afirmaron ante la necesidad de que termine la opacidad en el ejercicio público.

“El Teatro Principal no debería ser arrebatado mediante la privatización, medida que obedece a intereses particulares y no los ciudadanos”, acusaron.

Informaron que sus acciones seguirán en los próximos días. Asimismo, hicieron un llamado para que la ciudadanía en general, sobre todo aquellos “que han entrado a gozar del arte local, alcen la voz pues el teatro es parte de su patrimonio y de nuestra Puebla”.