Presuntos miembros de los zetas amenazan a franquiciatarios poblanos: RMF

Desde el número 834223434 se realizaron 14 llamadas de extorsión de presuntos zetas a socios de la Red Mexicana de Franquicias (RMF), denunció Roberto Esquivel Ruiseco, vicepresidente de la agrupación.

Las cantidades que pedían a los empresarios iban desde los 5 mil hasta los 50 mil pesos, pero ninguno de ellos cedió a las pretensiones, por lo que no depositaron el dinero que les pedían.

Las denuncias por este intento de extorsión ya fueron presentadas ante el Ministerio Público, por lo que la agrupación espera celeridad en las investigaciones para dar con los autores de los telefonemas.


“Es una llamada, como muchas más, que solamente intentan a final de cuentas ver quien cae en este tipo de llamadas y hacer depósitos. No hay que caer porque en 98 por ciento no son ciertas”.

A lo largo del año pasado, fueron 35 franquiciatarios en todo el país los que recibieron este tipo de llamadas a sus teléfonos, de los cuales 17 son originarios del estado de Puebla, agregó Esquivel Ruiseco.

Según la hipótesis del vicepresidente estas llamadas en tiempos electorales tienen un fin, además de obtener dinero: infundir miedo por inseguridad entre la población.

El vicepresidente recomendó a la población que reciba este tipo de amenazas a colgar inmediatamente y denunciar en el 088. Asimismo, sugirió a los cibernautas no publicar números personales en redes sociales ni publicar información que permita la fácil localización.

“De igual manera, si nos dicen que alguien está secuestrado, colgar y comunicarnos con esa persona que dicen que está secuestrada. No dar de alta en redes sociales con nuestros números telefónicos y empezar a manejar los filtros de seguridad para no buscarnos por nombre, por correo electrónico y dar de alta a nuestros amigos para que solo ellos vean la información”.

En febrero pasado, Roberto Esquivel Ruiseco dio a conocer que registraron 23 intentos de cobro de piso, también de supuestos zetas, a socios de la Red Mexicana de Franquicias.

Los montos que pedían oscilaban entre 15 mil y 150 mil pesos, aunque en ninguno de los casos los empresarios entregaron esas cantidades, toda vez que las autoridades detectaron que se trataba de llamadas hechas por particulares, desde penales.

El mismo presidente de la Red Mexicana de Franquicias, Ignacio Rivero Lazcano, expuso que fue amenazado, pero no entregó la cantidad que le demandaban tras confirmar que detrás de la advertencia no estaba dicho cártel delictivo.