Presuntos huachicoleros hicieron 300 disparos contra gasolinera de edil de Palmar

Sujetos que, de manera extraoficial, han sido identificados como integrantes de una banda dedicada al robo de hidrocarburos de Petróleos Mexicanos (Pemex), balearon una gasolinería ubicada en el municipio de Tlacotepec de Benito Juárez, propiedad de un hermano de Pablo Morales Ugalde, edil de la localidad vecina de Palmar de Bravo.

Los peritos en balística recogieron más de 300 casquillos disparados desde rifles de alto calibre en el lugar de la agresión, que ocurrió después de las 23 horas del pasado lunes. Algunos proyectiles se impactaron en las bombas desde las que se despacha el combustible y también en las paredes del negocio.

Trascendió que la estación, identificada con el número E06843, se ubica en el kilómetro 84 de la carretera federal Puebla–Tehuacán, a la altura del paraje El Tecoxtle y pertenece a Pablo Morales Genes, quien fue presidente municipal de Palmar de Bravo y es consanguíneo del actual munícipe de ese mismo lugar, Pablo Morales.


También se supo que la gasolinería se encuentra bajo investigación del Sistema de Administración Tributaria (SAT), pues se encuentra en el grupo de esos dispensarios sospechosos de vender el energético hurtado.

Sin embargo, ninguna de las dos especies pudo ser corroborada debido al hermetismo que guardaron las autoridades sobre el tema.

Lo que sí fue confirmado de manera extraoficial por funcionarios cercanos a las indagatorias fue que el ataque sucedió cuando todavía estaban en el sitio algunos empleados de la gasolinería.

La martes 18 de abril pasado seis gasolineras fueron suspendidas por autoridades de la Secretaría de Hacienda, de la Procuraduría General de la República y de Petróleos Mexicanos (Pemex), pero volvieron a abrir al día siguiente, pues no presentaron sellos de clausura ni se inmovilizaron las bombas.

Los negocios operaron de manera normal a pesar de que Pemex informó que el operativo se llevó a cabo para “la suspensión de actividades de seis gasolineras que presuntamente presentaron irregularidades en la comercialización y despacho de combustibles, así como diversas inconsistencias fiscales”.

Vecinos de la región de Tecamachalco, Palmar de Bravo y Quecholac que el martes reportaron en redes sociales una intensa movilización policiaca con motivo del operativo en gasolineras, ahora consignaron que las estaciones trabajaron de manera regular.

El martes de la semana anterior a esta, el gobierno federal informó en un comunicado que diferentes instancias de gobierno realizaron un operativo con el objetivo de brindar condiciones de certeza a los consumidores de combustibles comercializados por Pemex a través de sus franquiciatarios, así como combatir el mercado ilícito de gasolina, la evasión fiscal, el lavado de dinero y el fraude comercial.

Detalló que en el operativo participaron elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Comisión Nacional de Seguridad a través de la Policía Federal, y la Policía Estatal, para garantizar la seguridad del personal en todo momento, debido a que las estaciones supervisadas se ubican en municipios que se destacan por la incidencia en el robo de hidrocarburo de los ductos de Pemex.

La información oficial adelantó que el gobierno de la República “seguirá trabajando para abatir la comercialización ilícita de productos petrolíferos que afecta sensiblemente a la comunidad y a las finanzas nacionales”; sin embargo, las estaciones trabajaron de forma normal desde el pasado miércoles y también este jueves.