Presidente del TEEP exige respeto a sus críticos; somos autónomos, dice

Al asumir por un día las funciones de presidente del Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP), Gerardo Saravia Rivera defendió al organismo de las acusaciones que enfrenta de favorecer con sus resoluciones al Partido Acción Nacional y afectar a los candidatos de Morena, pues dijo que ha actuado de manera autónoma, independiente e imparcial, por lo que exigió respeto a los detractores.

La declaración la realizó durante la sesión pública de ayer, en la que el TEEP desistió de acusar al abanderado de “Juntos Haremos Historia” (Morena, PT y PES), Luis Miguel Barbosa Huerta, de incurrir en violencia política de género contra su adversaria de Acción Nacional, Martha Érika Alonso Hidalgo, hoy gobernadora electa.

El TEEP validará la elección de mandatario local y determinará si el triunfo de Alonso fue legal, debido a que Barbosa promovió una impugnación contra el triunfo de la esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, quien compitió como abanderada del PAN, el PRD, MC, Compromiso por Puebla (CPP) y Pacto Social de Integración (PSI).


Saravia, quien suplió al presidente Fernando Chevalier Ruanova por las reuniones que este último sostuvo en la Ciudad de México, reconoció que el actuar del TEEP ha sido objeto de señalamientos “de parcialidad, de falta de independencia y de ilegalidad”, por el sentido que han tomado sus resoluciones.

“Quiero dejar muy claro a los impugnantes, a los ciudadanos, a la sociedad y a las autoridades correspondientes que este tribunal es un tribunal autónomo, independiente e imparcial absolutamente; las resoluciones que adoptamos acá se hacen con profesionalismo y se hacen de acuerdo con las constancias que obran en los expedientes correspondientes.

“Hago un llamado al respeto que merece este órgano autónomo, este órgano constitucional, a los magistrados integrantes del mismo y al personal que labora en este tribunal”, manifestó.

Minutos antes, el TEEP cambio de postura sobre las críticas que realizó Barbosa contra Alonso a lo largo de la campaña, por buscar la gubernatura después de que su esposo la ocupó. Luego de que en mayo concluyó que se trató de un acto de violencia política de género, ayer lo rechazó.

Los magistrados desecharon dos quejas promovidas contra Barbosa por señalar el vínculo matrimonial de Alonso durante el debate de candidatos a la gubernatura y en un video que se difundió en redes sociales, con lo que se ajustó a la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de julio pasado.