Presidente de Colombia militariza la ciudad de Bogotá ante el paro campesino

Ante los 12 días de paro campesino en la mayoría de las regiones colombianas, el presidente de dicho país, Juan Manuel Santos, anunció, interrumpiendo las emisiones de radio y televisión, que militariza la ciudad de Bogotá, a la cual están llegando al rededor de 50,000 efectivos militares.

Santos justificó la militarización por la violencia suscitada en las protestas, que atribuye a elementos de la guerrilla de las FARC y otras organizaciones. Asimismo, interrumpió la participación del gobierno en las mesas de diálogo con los representantes campesinos que buscaban la solución del conflicto, además de llevarse a cabo en el senado un debate en torno a la declaración de un “estado de excepción”.

Las protestas campesinas colombianas surgieron en un contexto de alza de los insumos agrícolas y de una inexistente política de apoyo al mismo sector, al que pertenecen los estratos sociales más pobres y con mayor desigualdad del país. Aunado a esto se encuentra la competencia de precios correspondiente a los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos y otros países que subsidian los productos agrícolas colombianos, que imposibilita la producción nacional de productos básicos para la subsistencia en dicho país.


Las manifestaciones en Colombia han llegado a tal magnitud, que el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, decretó el toque de queda en los barrios populares de la ciudad, lo que implicó violentos enfrentamientos con la policía.

 

Con información de Público.