Presentan un libro que reflexiona sobre el agua como un patrimonio y un recurso

El agua como un patrimonio y un recurso para el uso cotidiano, agrícola e industrial, vista desde la historia o la actualidad, es el tema que abordaron 14 especialistas como parte de un seminario nacional realizado por el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego” de la UAP, y cuyos resultados están contenidos en el libro El agua en las regiones, miradas históricas y perspectivas contemporáneas.

Coordinado por Teresa Ventura Rodríguez, Sergio Francisco Rosas Salas y Sandra Rosario Jiménez, el texto forma parte de las actividades del Seminario Historia, Tecnología y Cultura Industrial.

Como expresó Ventura Rodríguez, también coordinadora del seminario, el libro recoge los resultados del Tercer Simposio Nacional sobre Patrimonio: El patrimonio del agua visto desde las regiones, celebrado en octubre de 2011 y que contó con la participación de más de 50 ponentes.


En el texto, dijo la historiadora durante su presentación, se integran diversas miradas sobre la problemática del agua como son la escasez y el conflicto, por lo que los investigadores ofrecen un diálogo entre las ciencias sociales a través de temas particulares de regiones de México y España.

Teresa Ventura destacó que con el seminario y ahora con la publicación del libro editado por la Universidad Autónoma de Puebla se demuestra la forma en que han proliferado los estudios sobre el tema, reconociendo que el antecedente de cualquier investigación de este tipo es el Archivo Histórico del Agua, fundado en el año 1994.

Apuntó que en el libro El agua en las regiones, miradas históricas y perspectivas contemporáneas se abordan los usos, la distribución, la gestión, la conservación y el saneamiento de este líquido, temas que son compilados en dos grandes partes.

La primera parte se enfoca en los estudios históricos desde la época prehispánica, la Colonia hasta el siglo XIX en regiones como, Tepeaca, Acatzingo o Cholula en Puebla, y en estados como San Luis Potosí o Querétaro.

La segunda parte aborda problemáticas contemporáneas como el agotamiento, el saneamiento, la justicia ambiental, la distribución del agua urbana en puebla, el termalismo, y el agua y paisaje.

Con estos temas, como notó Ventura, se puede proponer y prever hacia dónde va la situación del agua, que apunta hacia su escasez y contaminación, por lo que propone caminos de uso, gestión y conservación sobre “este patrimonio, que debe cuidarse en el presente y en el futuro”.

Por su parte, la investigadora Celia Salazar Exaire señaló que en lugar de dos apartados el libro podía haberse dividido en tres tópicos, como el agua en el ambiente urbano, en el rural y en la industria.

Del ámbito rural destacó que algunos estudios se apoyan en lo arqueológico, como lo hace Rogelio Jiménez con su investigación que se ubica a mediados del siglo XVI en Cholula para ahondar sobre seis sistemas de riesgo prehispánico; o Sandra Rosario Jiménez, quien refiere a la junta de aguas de la barranca del Águila que iba de la Malinche al río Atoyac.

En el caso del agua en el ámbito urbano, la investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia identifica los estudios que refieren al uso que se le dio en los molinos desde el siglo XVI, y el papel de los españoles en Puebla y su control desde Atlixco, aprovechando los ríos San Francisco, Atoyac y Alseseca.

Mientras que en el rango del agua y su uso industrial, Salazar Exaire destacó el trabajo de Teresa Ventura, quien presenta un minucioso estudio sobre la fábrica textil de la Constancia Mexicana, y su molino de Santo Domingo heredado por los dominicos en 1576.

En el mismo sentido resaltó el trabajo de Sergio Rosas en el que refiere a las empresas textiles de Tlaxcala durante el porfiriato, y los cambios que sufrieron debido a la Revolución Mexicana por los cambios en la legislación agraria.

El agua en las regiones, miradas históricas y perspectivas contemporáneas” se puede adquirir en el propio instituto “Alfonso Vélez Pliego”, así como en las librerías universitarias que se ubican en el centro y en el Complejo Cultural Universitario.