Por unanimidad, el CU de la UAP aprobó el Plan de Desarrollo Institucional 2017–2021

Por unanimidad de votos, el Consejo Universitario de la UAP aprobó el Plan de Desarrollo Institucional (PDI) 2017–2021, presentado por el rector Alfonso Esparza Ortiz, una agenda estratégica, integral e innovadora, construida con las aportaciones de la comunidad universitaria, con una visión prospectiva e incluyente que responde a los objetivos del desarrollo sostenible y traza el rumbo de la institución.

En representación de las comisiones de Planeación y Presupuesto, del Consejo Universitario, José Luis Gándara Ramírez, director de la Facultad de Medicina, leyó el dictamen correspondiente y asentó: “El PDI contiene los elementos normativos de planeación que garantizan la continuidad y mejoramiento del desarrollo institucional”.

Tras escuchar la exposición del rector Alfonso Esparza, así como este dictamen, investigadores, estudiantes y directores de unidades académicas invitaron a los consejeros universitarios a aprobar este documento que guía el rumbo de la universidad, al considerarlo incluyente, innovador, con visión de futuro y que ratifica el compromiso institucional de la actual administración.


Ante el máximo órgano de gobierno de la institución, el rector Esparza señaló que el PDI es una recopilación de 340 opiniones de la comunidad universitaria, obtenidas en mesas de trabajo y foros durante seis meses. Al visitar cada una de las unidades académicas destacó que se conocieron de primera mano las necesidades de los universitarios y lo que la sociedad espera de la universidad pública.

En el Salón Barroco del edificio Carolino, expuso los ocho programas que conforman esta agenda de trabajo: Oferta educativa; Ingreso, permanencia, eficiencia terminal y titulación; Docencia; Investigación y posgrado; Vinculación y responsabilidad social; Posicionamiento y visibilidad internacional; Mantenimiento, adecuación, desarrollo de la infraestructura educativa y tecnológica de la planta física y, Gestión eficiente y buen gobierno.

Cada programa establece cerca de 22 líneas de acción que permitirán su desarrollo, viabilidad y medición; asimismo, cada uno aborda la parte correspondiente a indicadores, seguimiento y evaluación, ya que su cometido es ser una guía de acción: marcar el camino de la máxima casa de estudios en Puebla. “Se procuró que no fuese solo un documento, sino una guía de acción. Por ello, algunas estrategias se llevarán a cabo en agosto”, precisó el rector de la UAP.

En la cuarta sesión extraordinaria del Consejo Universitario, Esparza Ortiz destacó algunas acciones que permitirán consolidar a la UAP: la incorporación de la materia de emprendimiento, desde bachillerato a licenciatura para poder fomentar el desarrollo de habilidades y competencias empresariales; un sistema de salidas terminales que avale las competencias adquiridas durante los tres primeros años de licenciatura; exámenes departamentales para garantizar la uniformidad y calidad de los programas de estudio; un expediente único que agilizará los trámites administrativos; impulsar el marco de investigación e innovación del modelo europeo, así como el desarrollo de los complejos regionales.