Por sequía emerge templo dominico del siglo XVI en Oaxaca

Templo Dominico/Foto Youtube

Un templo dominico del siglo XVI resurgió de entre las aguas de la presa en la que se encuentra, debido a la sequía que ha afectado una parte de la región del istmo de Tehuantepec, en el estado de Oaxaca.

En los últimos años el nivel del agua en la presa Benito Juárez, ha bajado hasta en un 50 por ciento, lo que permitió ver la parte superior del templo, compuesta por una bóveda de cañón que une dos cúpulas.

Aunque aún se puede apreciar gran parte de su estructura original, con el paso de los años, el templo ha sufrido deterioros en sus elementos.


“Tendrá unos diez años que se cayó la cruz” y “también teníamos el campanario (…), no hace mucho tiempo que se derribó”.

Cuenta Miguel Olivera Sibaja, un pescador de la población conocida como Jalapa Viejo que con su lancha acerca a los turistas a las ruinas.

La historia del templo, construido a base de piedra y ladrillo, se remonta a mediados del siglo XVI, en la población conocida como Jalapa Viejo.

Su construcción inició a principios del año 1957 y terminada hasta 1961, por los dominicos, proporciona agua para los terrenos de cultivo de 25 municipios oaxaqueños y para una refinería cercana.

“Sólo se aprecia en los tiempos cuando hay días que no llueve bien y que la sequía es muy grande, entonces es cuando baja el nivel del agua”.

De acuerdo a datos del la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en la presa, el nivel del agua sigue descendiendo, actualmente está al 40 % de su capacidad.

“Si la situación sigue crítica, va a llegar el momento en que se va a secar completamente. Ya nos empieza a preocupar por la situación de que el nivel del agua ya está bastante bajo, si la presa se llega a secar vamos a padecer mucho porque de la presa dependemos mucha gente”, dice Olivera Sibaja.