Por negativa de la SEP para nombrar maestros en telesecundaria, padres de familia tomaron las instalaciones

■ Foto Elizabeth Rodríguez Lezama

Tehuacán. Debido a que había negativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para designar maestros de planta en la Telesecundaria Isaac Ochoterena, ubicada en Santa María Coapan, los padres de familia de esa institución tomaron las instalaciones para exigir que no se cancelaran las clases.

Según lo que declaró el presidente de los tutores, Donato Cortés Dolores, esa escuela funcionaba con un solo turno, pero debido a la alta demanda de inscripciones, se decidió abrir el turno vespertino con tres grupos de primer grado, lo cual se les dijo era por indicaciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Los problemas se presentaron inmediatamente al inicio del ciclo escolar por falta de docentes, lo cual obligó a que los alumnos se quedaran sin clases durante los primeros 15 días, informó.


Posteriormente se les convocó a clases, porque ya contaban con maestros prestados, de ese modo estuvieron los estudiantes hasta el pasado miércoles, cuando se les dio a conocer que se cerraría el turno vespertino, pero sin darles opciones para continuar con su preparación académica.

Alrededor de 90 alumnos serían afectados con la decisión de la SEP, por lo que sus padres optaron por iniciar la toma de las instalaciones de la telesecundaria la mañana de este jueves, con el objetivo de presionar a las autoridades educativas a cumplir con el deber de brindarles educación.

Con la determinación de mantener la toma del edificio escolar por tiempo indefinido, los tutores exigieron que la Secretaría de Educación Pública designara a los maestros de planta, así como que se autorice una clave para el turno vespertino.

Horas después se dio el diálogo con el representante de la Coordinación de Desarrollo Educativo, el delegado de Gobernación en esta zona y el director general de escuelas telesecundarias a fin de lograr acuerdos.

Finalmente se estableció el compromiso de designar a los docentes que atenderán de manera permanente a los estudiantes, así como iniciar el trámite de la clave para la escuela, con lo cual los padres de familia aceptaron liberar el edificio, lo cual ocurrió cerca de las 2 de la tarde, por lo que las clases se reanudaron de inmediato.