Policías federales fueron atacados a balazos en la Puebla-Orizaba; no hay lesionados ni muertos

Sujetos hasta ahora desconocidos atentaron durante la noche de ayer contra elementos de la Policía Federal, en la carretera Puebla-Orizaba.

Con base en datos aportados por la comisaría de esta corporación en Puebla, desde terrenos de cultivo ubicados en el tramo que va de Acatzingo a Quecholac, lanzaron disparos contra los elementos federales.

No obstante ninguno de ellos logró lesionar o privar de la vida a algún policía. Tampoco se logró identificar a los agresores ni detenerlos.


Tanto Quecholac como Acatzingo forman parte del  llamado Triángulo Rojo, que está conformado con municipios donde se registra alta incidencia de ordeña  de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Apenas el 2 de julio pasado, tras un enfrentamiento entre delincuentes y Policía Federal, en San Mateo Tlacomulco, perteneciente a Yehualtepec, un elemento fue asesinado.

Los uniformados atendían el reporte de un vehículo robado, sin embargo fueron emboscados y aunque lograron abatir a dos maleantes, uno de sus compañeros de la corporación, de 42 años de edad, fue lesionado y murió antes de llegar al Hospital General de Tecamachalco.

Asimismo, los asesinatos de policías municipales en el presente año han sido recurrentes. De acuerdo a Causa en Común, organización que preside la activista María Elena Morena, de marzo a julio del presente año han sido ultimados 20 uniformados en el estado de Puebla.

Entre los casos que más han impactado a la sociedad se encuentran el ocurrido el 15 de junio en Amozoc de Mota, donde seis policías municipales fueron acribillados por huachicoleros.

Mientras que casi un mes después, el 14 de julio, en Huehuetlán El Grande tres uniformados fueron privados de la vida cuando realizaban un recorrido de vigilancia por la colonia Agrícola.

Otro más ocurrió durante la madrugada del 28 de julio pasado, con el asesinato de cinco policías del municipio de Naupan, quienes circulaban por la autopista México-Tuxpan.