Policías estatales denuncian la compra bajo amenaza de boletos del programa “Beca un niño indígena”

Denunciaron que la Secretaría de Seguridad estatal los está obligando bajo amenaza, a aportar parte de su salario al programa “Beca un niño indígena”.

Agentes operativos y administrativos de la Policía, Bomberos, Viales, Custodios y Estatal Preventiva del estado de Puebla denunciaron que la Secretaría de Seguridad Pública estatal los está obligando bajo amenaza, a aportar parte de su salario al programa “Beca un niño indígena”, que coordina con el Sistema Estatal DIF.

La queja se hizo llegar a través de una carta en la que el grupo de trabajadores inconformes acusa al titular Jesús Morales de imponer el pago de un boleto de dicho programa, a cada elemento, el cual tiene un costo de 200 pesos.

Además acusaron que de no adquirir a través de las jefaturas inmediatas, este será de todas maneras descontado de su pago de nómina.


Por tal razón, solicitaron al gobernador Antonio Gali Fayad haga una investigación sobre el caso, bajo el argumento que tal imposición transgrede a la carta magna,  las leyes, los códigos y reglamentos vigentes e internos de la misma corporación.

En el escrito enviado a esta redacción se puede leer que “están obligando a todo el  personal de las  diferentes áreas, como  policía en plaza, bomberos,  vialidad,  policía turística,  así mismo en las instalaciones de las academias de la calle 10 Poniente y Encinos, a comprar un boleto por 200 pesos”.

Lo anterior, refirieron los agraviados, supuestamente en apoyo  al programa de “Beca un niño indígena” del DIF estatal.

Incluso, revelaron que ya existe hasta un listado para entrega del mismo, y que hasta por  sorteo,  para entregárselo a cada agente.

La finalidad –explicaron- es que cuando depositen la quincena,  sea cubierto en su totalidad el costo del supuesto apoyo “voluntario”.

Ante lo expuesto, los trabajadores de la Secretaría de Seguridad Pública solicitaron la intervención e investigación, por parte del gobierno del estado, pues señalaron que este hecho incurre en un delito.

Asimismo acusaron que “Beca un niño indígena” es un programa social, de ayuda voluntaria,  sin fondo partidista o lucro, pero no debe ser instrumento para condicionar la adquisición del boletaje.

También pidieron saber quién ordenó y bajo qué fundamento, la atribución para exigir que los policías otorguen parte de su salario, que de por sí es raquítico, afectando el sustento de sus familias.

La Secretaria de Seguridad Pública desmintió que las versiones de los supuestos cobros asegurando por su cuenta de twitter: “ esta información es falsa; en caso de que algún elemento quiera realizar un reporte formal, puede comunicarse a la Unidad de Asuntos Internos al 2 40 91 02”.

 

Cuenta de Twitter de la Secretaría de Seguridad Pública