Poder Legislativo exhorta a Semarnat a declarar Amalucan como zona protegida

A propuesta de la diputada federal priista Xitlálic Ceja, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó un punto de acuerdo para solicitarle a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que declare al Cerro de Amalucan como Área Natural Protegida.

De prosperar la solicitud del Poder Ejecutivo federal supondría importantes variaciones al proyecto que en ese bosque se propone el gobierno estatal, el cual incluye la construcción de una piscina y asadores.

“La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales considere realizar los estudios correspondientes encaminados a declarar al Cerro de Amalucan, ubicado en el estado de Puebla, como Área Natural Protegida”, se especificó en el punto de acuerdo aprobado.


El gobierno del estado pretende construir en 76 hectáreas forestales el Parque Amalucan, con una inversión de 250 millones de pesos. El cerro podría transformarse en un lugar que tenga canchas deportivas, foro al aire libre, estacionamiento, pistas para bicicleta, lagos artificiales, y en una segunda etapa estaría equipado con restaurantes.

De acuerdo con declaraciones del gobernador José Antonio Gali Fayad se busca que este parque sea el más grande en la mancha urbana de la ciudad de Puebla.

El anuncio oficial ha despertado el rechazo de vecinos del Bosque de Amalucan y de ambientalistas como la periodista Pame Tajonar, directora del portal especializado Tierra Baldía.

El reportero Carlos Rocha dio a conocer que ante el acecho de este anuncio los vecinos han sembrado árboles con mayor perseverancia, pues las actividades de reforestación las han realizado desde hace una década.

La mayoría de ellos desconoce cuánto dinero y tiempo han invertido, pero refieren que cada árbol cuesta entre 25 y 30 pesos y tienen que ir por ellos a la región de Atlixco o a Río Frío, a esto le suman el abono, herramientas y el esfuerzo de subir cargando galones de agua desde la avenida Xonacatepec.

Julio Palacios es el que más lamenta que su esfuerzo de un lustro se pueda venir abajo por el anuncio del “rescate” millonario que anunció el gobierno, insiste en que no se puede permitir que se eche cemento en un cerro que históricamente ha sido uno de los pulmones más importantes de la ciudad.

“Queremos que sea esto una manifestación con trabajo, esto es lo que venimos haciendo. Nos manifestamos defendiendo el cerro de esta manera y no queremos otra cosa”, dijo en entrevista con esta casa editorial.