Morenovallistas planchan comicios del SNTE, entre golpes

Morenovallistas planchan comicios del SNTE, entre golpes ■ Foto José Castañares

Entre protestas, reclamos, jaloneos y mentadas de madre, los operadores del grupo ligado al gobernador Rafael Moreno Valle Rosas plancharon la elección de la Sección 23 y 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Después de dos días sin dormir, como una estrategia para desgastar a los más de mil 400 delegados, Alejandro Ariza Alonso se impuso como el nuevo secretario general de la Sección 23 para la gestión 2016–2020.

Mientras que al cierre de esta edición Dinora García Hernández, ligada al gobernador y al secretario general saliente Jorge Luis Barrera, fue sacada de la contienda, y en su lugar la planilla ligada al gobierno en turno fue encabezada por el maestro Jaime Roque Rojo.


Roque llegó impulsado por Barreda, pero también por el ex secretario de Educación Pública durante el sexenio marinista, Darío Carmona.

Anoche, aún Dinora García y el maestro Roque no se ponían de acuerdo para dar la disputa a la secretaría general contra la planilla de Juan Díaz de León.

Por la tarde, el Congreso estatal que se desarrolló en el Centro Vacacional del IMSS–Metepec, fue suspendido por la serie de anomalías en el proceso, y porque el grupo dirigido por el maestro Juan Díaz de León, quien había sido excluido de la contienda, amagó con reventar la elección.

Finalmente, se le permitió participar a Díaz de León, secretario de Finanzas de la dirigencia saliente, a quien le costó cumplir con el número de delegados para disputar la secretaría general.

Mientras que los históricos grupos de la disidencia magisterial mantuvieron protestas en contra de los actos de corrupción e imposición del grupo de Moreno Valle en las cúpulas sindicales de ambas secciones.

De la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el maestro Jorge Cabrera Cantenco reveló que un día antes de las elecciones en el Congreso Estatal de la Sección 51, “se repartieron 11 carteras laborales a maestros de todos los niveles educativos, y se buscó planchar a los delegados con la posible designación de Jaime Roque”.

Alrededor del mediodía, Alejandro Ariza Alonso, quien fungía como secretario de Prestaciones Económicas de la dirigencia sindical saliente, fue electo como líder de la Sección 23, en un Congreso estatal donde fue el único que registró planilla en el proceso interno de elección.

 Acusan de fraude a nuevo líder de la Sección 23

Sobre el nuevo líder sindical de la Sección 23, quien buscó en dos ocasiones la secretaría general, pesa la acusación de profesores del nivel de Telesecundaria, quienes en 2012 lo señalaron de ser el responsable de un presunto fraude en préstamos personales, que no solicitaron a las empresas CrediAmigo y Alianza Financiera Social.

Mientras el dirigente del Consejo Democrático Magisterial Poblano (CDMP), Gilberto Maldonado Maldonado, declaró que Ariza Alonso fue impuesto por Emilio Salgado Néstor, líder saliente del sindicato.

Al término del IX Congreso Estatal Extraordinario de la Sección 23 del SNTE, Alejandro Ariza declaró que el sindicato vive una fiesta cívica y democrática con su elección. “Es un honor estar con ustedes, estamos viviendo un momento trascendental para la historia de nuestro sindicato en Puebla”.

En su intervención destacó que los maestros construyeron una planilla de unidad, “y eso invoca a que tenemos una enorme responsabilidad, el gran reto de salir adelante e impulsar los ocho ejes estratégicos el proyecto nacional que encabeza nuestro presidente Juan Díaz de la Torres”.

Intentan reventar el Congreso de la Sección 51

En tanto, la elección dentro del Congreso de la Sección 51 se prolongó porque las diferentes corrientes magisteriales no llegaron a un acuerdo de registrar una planilla de unidad.

Momentos de tensión se vivieron cuando dos bandos de docentes estuvieron a punto de liarse a golpes para evitar la imposición de la morenovallista Dinora García Hernández, quien funge como representante del sindicato ante el ISSSTEP.

El maestro Jorge Cabrera Cantenco, integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Puebla, quien presenció los hechos, declaró que la disputa por la dirigencia llegó a los jaloneos y mentadas de madre sin que hubiera lesionados.

Incluso se corrió la versión de que Juan Díaz de León habría sido golpeado por el grupo de Dinora García, pero tal versión fue desmentida.

“La situación está muy tensa, los compañeros se están gritando y advirtieron con reventar el congreso, por lo que es muy seguro que el resultado de la elección se dé en las primeras horas del viernes”, advirtió.

Jorge Cabrera señaló que la CNTE logró identificar a varios grupos de choque que la gente del gobierno del estado infiltró al congreso de la Sección 51, sin que la situación pasara a mayores.

Moreno Valle se juega con el SNTE impulso a su aspiración presidencial

Delegados consultados por esta reportera confirmaron que los grupos que buscan el poder desde el sindicato están ligados al gobierno de Rafael Moreno Valle y a la ex líder Elba Esther Gordillo, quienes no solo se juegan las dirigencias sindicales, sino también el proyecto presidencial del mandatario panista.

Al respecto, el maestro Jorge Cabrera acusó a la enviada del Comité Ejecutivo Nacional del sindicato, Yolanda Martínez, de ofrecer dinero y repartir secretarías a delegados de las ocho regiones del estado para frenar el registro de una planilla alternativa.

Evidenció que la finalidad de la enviada de la dirigencia nacional del SNTE es frenar a toda costa que en Puebla hallan elecciones democráticas.

Explicó que con el ofrecimiento de prebendas, el sindicato charro –como se le llamada a la línea oficialista en el magisterio– impidió que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación retome fuerzas y registre a una planilla democrática.

Esto con miras, advirtió, a que existan impugnaciones a los resultados de la elección de la Sección 51 en Puebla.

El integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación expuso que en el estado lograron conjuntar a por lo menos 100 delegados de los mil 400 a los congresos estatales para renovar las dirigencias de la Sección 23 y 51, con el fin de registrar una planilla y romper las propuestas de unidad, pero no lo consiguieron.

Sin embargo, admitió que luego de los ofrecimientos de Yolanda Martínez a la base trabajadora poblana, les arrebataron algunas posiciones, sobre todo de los municipios de Izúcar de Matamoros, Tehuacán y en otras locales.

Por su parte, el Consejo Democrático Magisterial Poblano hizo público que la SNTE está aplicando una “estrategia de desgaste” al someter a los delegados a una jornada corrida sin permitirles descanso alguno, por lo que consideraron se hace necesario y urgente levantar la voz.

A través del vocero Miguel Guerra Castillo, el CDMP informó que este miércoles y jueves estuvieron protestando en las afueras del Complejo Mexicano de Capacitación donde se desarrolló el Congreso de la Sección 23, pero debido a la situación de hostigamiento y amenazas constantes contra los trabajadores activos de parte de directivos, supervisores o jefes de sector decidieron retirarse.

No obstante, señaló que los directivos y demás docentes se les han llevado al Congreso para movilizar a los delegados a favor del gobierno, fuera de la jornada laboral. Por lo que reclamó “es necesario romper ese esquema que le ha estado funcionando de maravilla al Estado”.

Al cierre de la jornada, tanto el Consejo Democrático como la CNTE denunciaron actos de corrupción y la intromisión de la Secretaría de Educación Pública en la elección interna de ambos seccionales.

Por separado mencionaron que funcionarios del gobierno se infiltraron para amenazar a los delegados dentro de los congresos para lograr la imposición de Alejandro Ariza y Jaime Roque, lo cual finalmente lograron.