Plagas mantienen en riesgo más de mil 500 hectáreas de cultivos

Tehuacán. Diversas plagas afectan a más de mil 500 hectáreas de cultivos de zanahoria, col, brócoli, lechuga y cilantro, en esta región, lo que pone en riesgo la producción y afecta a los agricultores.

Miguel Ángel Carrera Castañeda, líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en esta región, manifestó que las lluvias que cayeron en días pasados en la zona, permitieron la proliferación de plagas como la mancha, la jiribilla y el tizón.

Para los productores la presencia de las plagas representa un riesgo en sus cosechas y gastos que necesitan hacer para combatir el problema en sus siembras, pues si no lo hacen pueden perder todo.


Cada agricultor llega a pagar hasta 2 mil pesos por cada hectárea fumigada, detalló el líder cenecista, quien dijo que ese gasto se hace dos o tres veces por semana, para impedir que las plagas proliferen y acaben con las plantas.

En el caso del cilantro y la zanahoria, las plagas atacan directamente el follaje, que es parte fundamental para que la planta se pueda nutrir, por lo cual se tienen que impedir que los animales lleguen a incrustarse en el mismo y terminen por quitar todo el nutriente a las plantas.

Cuando se tienen cultivos sanos, la fumigación se hace una vez a la semana, por lo cual ahora los productores hacen gastos que no tenían contemplados, lo que afecta la economía de esas familias, explicó Carrera Castañeda.

Destacó que el clima que prevalece en la región, permite que esos animales se reproduzcan con rapidez, por lo cual es una lucha constante la que mantienen los campesinos, porque en una semana la plaga puede terminar con toda la planta.

Tepanco de López, Santiago Miahuatlán y Tlacotepec de Benito Juárez, son los municipios en los que sus zonas agrícolas tienen mayor problema de plagas, pero también se reporta presencia en Tecamachalco, parte de Tehuacán y hasta San Gabriel Chilac.

Hasta el momento no se reportan pérdidas de cultivos, debido a que los agricultores se encuentran en combate constante de plagas, pero se corre el riesgo si el clima se mantiene igual, por lo que confío en que en los próximos días disminuyan los fríos y no haya lluvias, ya que la humedad contribuye a que los insectos proliferen.