Pierde el PRI a su principal estratega electoral

FOTO: esimagen / Daniel Casas

Si alguien cree que ya no le puede ir peor al PRI y su candidato Alberto Jiménez Merino, se equivoca. Hace unos 10 días el tricolor perdió a un personaje clave, a su secretario de Acción Electoral, al celebre Héctor Laug García, quien renunció por los constantes conflictos que enfrentaba con otros dirigentes de esta fuerza política.

Esa no es la parte más negativa, sino la peor noticia para la militancia tricolor es que ese puesto –el que tenía Laug García— ahora es ocupado por Jonathan Anguiano Fraire, quien se destaca por dos aspectos: su corta experiencia y su confrontación con líderes del PRI, que no toleran sus malos tratos.

Un partido está en crisis si tres o cuatro meses antes de uno comicios no tiene avanzada la construcción de la mayor parte de su estructura electoral. Ahora el PRI se encuentra en el dilema de que le queda mes y medio para revivir su ejercito de activistas dedicados a cuidar casillas, movilizar a los electores y defender el voto.


Hace unos días cansado de las intrigas del PRI renunció a su cargo Héctor Laug, ese célebre personaje que en el año 2000 fue captado pistola en mano, vestido de un chaleco verde de piel, robando una casilla en un proceso interno de su partido para elegir a un candidato presidencial.

Laug es mal visto en la opinión pública, pero dentro del PRI era uno de los principales operadores electorales. O por lo menos tenía el dominio de la estructura del tricolor.

Luego de que Laug decidió renunciar al tricolor, en donde primero se confrontó con el grupo de Enrique Doger Guerrero –el anterior candidato a la gubernatura– y ahora no hubo empatía con la actual dirigencia del partido, se supo que se habría entrevistado con algunos líderes de Morena, para aparentemente ayudar a mejorar la estructura electoral de la coalición Juntos Haremos Historia.

No se sabe bien si Laug vaya a ser incorporado a Morena o si él busque entrar a esa fuerza política. Lo único que sí se sabe es que varios coordinadores de la estructura electoral del PRI han decidido abandonar el tricolor, en mucho por la incomodidad de tener como jefe a Jonathan Anguiano, quien se destaca por su trato despótico hacia la militancia tricolor.

Anguiano fue discípulo de Laug, pero dicen en el PRI que el alumno nunca pudo superar al maestro.

Por esa razón dentro del PRI constantemente se escucha la llamada de auxilio clásica: “¡Houston, tenemos problemas!”

Pide derecho de réplica alto funcionario del Poder Judicial en Teziutlán

La Jornada de Oriente

Licenciado José Oswaldo Armenta Nava, por mi propio derecho, señalando como domicilio para oír y recibir notificaciones el correo electrónico oswaldo_armentanava@yahoo.

com.mx, y de conformidad con lo establecido por los artículos 6, primer párrafo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 1, 2, 3, 4, 5, 9, 10, 11, y demás relativos y aplicable de la Ley Reglamentaria del artículo 6 párrafo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de derecho de réplica; mediante el presente ocurso y en referencia a la nota publicada en su portal de internet de La Jornada de Oriente, bajo la denominación de la columna “Cuitlatlán” escrita por el C. Fermín Alejandro García, bajo el título de “Encaran abogados al presidente del TSJ por nombrar a oscuro personaje secretario de juzgado en Teziutlán”, publicada el día veinte de marzo de dos mil diecinueve, vengo a ejercer el derecho de réplica dentro del término de quince días hábiles establecido y con el que cuento de la manera más atenta y respetuosa en los términos siguientes:

En cumplimiento a lo dispuesto en la fracción IV del artículo 10 de la Ley Reglamentaria del artículo 6 párrafo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de derecho de réplica; manifiesto que los hechos que deseo aclarar son los siguientes:

De conformidad con lo dispuesto en la fracción VI del artículo 10 de la Ley Reglamentaria del artículo 6 párrafo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de derecho de réplica; expongo el texto con las aclaraciones respectivas por el que se rectifica la información replicada en los términos siguientes: **

Texto con aclaraciones

El suscrito Licenciado José Oswaldo Armenta Nava, le hago mención que la nota publicada y que se aclara me alude por contener datos inexactos y cuya divulgación me está causando un agravio personal y directo tanto en mi persona, vida privada, y en mi imagen.

Le aclaro que el suscrito me desempeñe como Defensor Público de la extinta Procuraduría del Ciudadano, a partir del mes de agosto de dos mil uno al mes de febrero del año dos mil once; fecha en la que presenté mi renuncia voluntaria con carácter de irrevocable, y no como se menciona que fui dado de baja en el año dos mil ocho; así mismo en el periodo en que laboré como defensor nunca recibí sanción administrativa alguna o castigo, por el contrario y a mayor abundamiento en el mes de septiembre del año dos mil diez; estando adscrito al Municipio de Teziutlán como defensor público, fui nombrado para competir por el Premio Ponciano Arriaga, mismo que se entregaba por parte de la Procuraduría del Ciudadano al mérito de eficiencia y disciplina.

Le aclaro que en el mes de marzo del año dos mil catorce, fui nombrado Juez Municipal de Teziutlán, Puebla, fecha en la que el suscrito ya tenía más de cuatro años de casado; y en todo momento que me desempeñé como Juez Municipal, lo hice con estricto apego a derecho, probidad, honradez y respetando los ordenamientos legales, de la propia función; así como los Derechos Humanos y los principios de legalidad y de debido proceso.

Aclaro que el suscrito no formó parte de ninguna sociedad ya sea de carácter civil, o mercantil, así mismo tampoco soy parte de alguna empresa; por otro lado, en mi actuar como servidor público nunca beneficié a persona alguna en forma individual o grupal.

Le aclaro que el suscrito me desempeñé como Secretario de Seguridad Pública, Protección Civil y Vialidad del Municipio de Teziutlán, Puebla; a partir del mes de junio del año dos mil diecisiete al día catorce de octubre del año dos mil dieciocho; y no como lo hace notar en su columna que me desempeñé en dicho cargo durante el periodo que duró la administración; por otro lado, le aclaro que durante el poco tiempo en que fui secretario de seguridad pública, la incidencia delictiva fue a la baja tal y como se observa en la publicación que realiza mes con mes el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública referente a los datos de incidencia delictiva de cada municipio, colocando a Teziutlán como uno de los Municipios con incidencia delictiva baja; no obstante lo anterior se trabajó de manera coordinada para lograr resultados positivos en los delitos de alto impacto, cometidos en el Municipio.

Es falsa y lo niego categóricamente la afirmación realizada donde manifiesta que el suscrito tenga algún lazo de amistad con el personaje denominado El Montoya y El verde; Asimismo jamás durante el periodo de un año y cuatro meses en el que me desempeñé como secretario de seguridad pública, no dejé de atender los temas propios de la Seguridad; y nunca tuve a mi disposición escoltas o guardia personal; ya que la totalidad de los elementos de la institución siempre les fue asignada su actividad policial, de acuerdo al Reglamento del Servicio profesional de Carrera Policial del Municipio de Teziutlán; y quedando estipulada en las fatigas de trabajo diarias para desempeñar dicha actividad policial; aclarándole también que en todo momento los elementos desarrollaron dicha actividad en grupos conformados por las cédulas policiales en su carácter de enlace, protección y de intervención.

Le aclaro que el suscrito siempre me desempeñé cuando fue servidor público, así como mi actuar diario con toda probidad, honradez y respetando siempre los derechos humanos, y jamás le he causado agravio o miedo a nadie.

De conformidad con lo dispuesto por el artículo 13 de la Ley Reglamentaria del artículo 6 párrafo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de derecho de réplica de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, realizo la presente limitándome a la información que la motiva, y que se considera falsa e inexacta.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, le solicito lo siguiente:

Primero.. Tenerme en tiempo y forma legal solicitando mi derecho de réplica, en términos de lo establecido en el artículo 10 de la Ley Reglamentaria del artículo 6 párrafo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de derecho de réplica.

Segundo. Se declare procedente la presente solicitud de derecho de réplica.

Atentamente

Lic. José Oswaldo Armenta Nava

Respuesta

En torno a la carta de José Oswaldo Armenta Nava es necesario comentar tres aspectos:

  1. Que en alguna ocasión haya sido propuesto para recibir un premio, no quiere decir que en la opinión pública de Teziutlán sea visto como un personaje apreciado. Existen muchas críticas y cuestionamientos severos sobre su paso por las áreas de seguridad pública y administración de la justicia. Lo único que se hizo en esta columna fue describir el malestar que ha generado y sigue generando su desempeño en ese municipio de la Sierra Norte.
  2. Las aclaraciones que hace son menores, como es precisar algunas fechas. En cambio no habla de un conflicto mayor –que mencioné en mi columna– como fue haber juzgado un asunto que competía con su familia política –descendiente de los Ávila Camacho–, situación que lo obligaba a renunciar a participar por haber existido un presunto conflicto de intereses.
  3. En Teziutlán es de dominio público que, cuando fue el encargado de la seguridad pública, se registraron eventos tan peculiares como el que un mismo banco fuera asaltado dos veces en la misma semana. Tal vez las cifras digan que hubo menos ilícitos durante su gestión, pero entre la población se tiene la percepción que es cuando más se sintió la presencia de la delincuencia común y del crimen organizado.

Atentamente

Fermín Alejandro García

**En la carta del señor José Oswaldo Armenta Nava se incluye de manera íntegra la columna “Cuitlatlán” del pasado 20 de marzo. Por problemas de espacio no se pudo reproducir ese texto, mismo que puede ser consultado en la página oficial de La Jornada de Oriente. Omitir esa parte no afecta en nada la réplica solicitada por funcionario del Poder Judicial.