Piden traslado a otro Cereso de ex custodio por robo a bancos; temen por su integridad

El ahora detenido cometió ataques a instituciones bancarias cuando aún formaba parte de la corporación que tiene a cargo la vigilancia en el Cereso de Tehuacán ■ Foto Elizabeth Rodríguez Lezama

Tehuacán. El ex custodio del Centro de Reinserción Social (Cereso) que fue ingresado a ese centro penitenciario por el robo a una institución bancaria y el intento de atraco a otro banco podría ser trasladado a otro penal para evitar ponerlo en riesgo, adelantó el director de ese espacio, Teodardo Cortés Carpio.

Cabe resaltar que el ahora detenido cometió los ataques a bancos cuando aún formaba parte de la corporación que tiene a cargo la vigilancia en el penal, por lo cual el director dijo que se procedió con el trámite para darlo de baja de inmediato, tal como exigen las normas de los centros de reinserción.

Teodardo Cortés aclaró que no se trata de una medida que obedezca a algún tipo de predilección hacia el interno, pues reconoció que sí corre cierto riesgo al formar parte de la población que en otro momento le correspondió vigilar; sin embargo, explicó que es deber de las autoridades velar por la seguridad de todos los presos y en ese sentido es que se hizo la solicitud.


Tocará al juez de control analizar si la petición es aceptada y de serlo definirá también a qué penal se le traslada, indicó Cortés Carpio, quien dijo que las reglas de derechos humanos impiden mantener a algún preso en sitios aislados, por lo que al ex custodio no se le mantiene en esas condiciones, aunque sí se está en alerta el personal de vigilancia para evitar cualquier riña con él.

Se trata de medidas de seguridad que llevan el objetivo de mantener la tranquilidad en el penal, resaltó el director, quien confió en que el juez acepte trasladar al interno a otro centro penitenciario para así no mantener un ambiente de tensión en el Cereso de Tehuacán.

El hombre fue detenido cuando intentó cometer un asalto dentro de Banamex, institución bancaria ubicada en pleno centro de la ciudad, fue la rápida reacción de uno de los usuarios de esa sucursal, quien pudo someterlo en cuestión de segundos, lo que impidió que lograra su objetivo.

Un día antes cometió el asalto a otro banco donde amagó con una pistola a una de las cajeras y la obligó a entregarle una suma económica que no se dio a conocer a cuánto ascendió, por lo que al parecer pretendía repetir la misma estrategia, pero finalmente terminó por ser apresado y se le remitió al Cereso donde permanece a la fecha, luego de que ya se le vinculó a proceso.