Pese a intervención estatal, no bajan los delitos en Texmelucan y Chalchicomula: Igavim

FOTO: esimagen

Medianos resultados ha habido en San Martín Texmelucan y Chalchicomula de Sesma, donde el gobierno del estado tomó el control de la seguridad, ya que hay delitos que registran incrementos.

Así lo arrojan datos recabados por el Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim), en cual no incluye Tehuacán debido a que fue apenas el 23 de agosto cuando ocurrió la intervención de la autoridad estatal.

Casi en 67 por ciento aumentaron los homicidios en Texmelucan

A partir del 2 de mayo la autoridad estatal está a cargo de la seguridad pública, pero los registros de incidencia delictiva no arrojan resultados efectivos.


En ese mismo mes se cometieron dos homicidios dolosos, mientras que en julio fueron cinco, lo que representa un incremento de 150 por ciento; el acumulado es de 10 casos.

En tanto que los culposos fueron cuatro,  dos en mayo y otro par en julio, por lo que no se logró contener este delito. En secuestros, de mayo a julio se mantuvo en cero, no así en las extorsiones donde se presentó un caso.

Los robos con violencia bajaron en 6.45 por ciento entre mayo y julio, es decir de 62 a 58. Sin embargo, los robos de vehículos crecieron en 24.53 por ciento, pasando de 53 a 66.

Los atracos en casa habitación crecieron en 133.3 por ciento, es decir de tres en mayo a siete en julio. Lo mismo ocurrió con el robo a transeúnte, de tres casos en el quinto mes de año incrementó a cinco en el séptimo, equivalente a 66.67 más.

Mientas que en violaciones hubo un descenso, con tres casos en mayo, uno en junio y cero en julio, no obstante el acumulado es igual al total de los cuatro meses precedentes.

No reduce significativamente incidencia delictiva en Chalchicomula

En Chalchicomula de Sesma el gobierno del estado intervino el 20 de junio. Entre ese mes y el siguiente se pasó de cero registros a un caso de homicidio doloso.

Los homicidios culposos bajaron de dos a cero entre el citado periodo, pero en secuestro se mantiene la constante de uno por mes.

Las extorsiones aumentaron al pasar de una en junio a dos en julio; lo mismo ocurrió en el robo con violencia, pasando de 11 en junio a 15 en julio. En robo de vehículo, de ocho casos en el sexto mes la cifra se elevó a 10 en el siguiente.

Los robos a casa habitación fueron cero en junio y en julio fue uno, igual situación ocurrió con el robo a transeúnte. El robo a negocio pasó de tres en junio a seis en el mes posterior.  En cuanto a violaciones, de cero registros en el sexto mes, se perpetraron dos casos en julio.