PES impugna la elección en los distritos 2, 3 y 22 de Izúcar de Matamoros, Huauchinango y Zacatlán

FOTO: esimagen / Jafet Moz

El sábado 7 de julio, antes de que concluyera el cómputo distrital en Huauchinango, el cual terminó el domingo 8 por la mañana, los consejeros distritales hicieron entrega de la constancia de mayoría al candidato del PAN, y con ello incurrieron en dos presupuestos: que ya tenían lista dicha constancia o que le asentaron una fecha anterior para decir que no habían rebasado el límite en la fecha marcada por la autoridad electoral.

Dicha acción, señaló Jorge Luis Fuentes Carranza, candidato a Diputado Local del Distrito ll de Huauchinango, por la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PES y PT), constituye un “acto de delincuencia organizada ejercida por los consejeros del Instituto Electoral del Estado (IEE) que les llevaría,  de proceder la ley, a cursar una pena de cárcel”.

Por acciones como esta y otras inconsistencias derivadas del proceso electoral celebrado el pasado 1 de julio, el Partido Encuentro Social (PES) impugnó los resultados en los distritos 2, 3 y 22 de Izúcar de Matamoros, Huauchinango y Zacatlán, respectivamente.


Durante una rueda de prensa, el líder estatal del PES y candidato a la diputación local por el distrito 22, Raúl Barranco Tenorio, expuso que recabaron evidencias suficientes para hacer la impugnación.

“Se registraron robo de boletas en blanco, inflado y quema de urnas, alteración de actas de escrutinio y cómputo, desaparición de sábanas de resultados, rebase de topes de campaña, intimidación a votantes con armas de fuego, inconsistencias en actas de escrutinio del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) de las actas finales, boletas faltantes en paquetes, y compra y manipulación de votos”.

Particularmente, reportó que en zonas de alta marginación de dichos distritos,  el modus operandi consistió en ir a municipios donde no había representantes de casilla de su partido, para acomodar los números a favor de la coalición Por Puebla al Frente.

“Zacatlán, Izúcar y Huauchinango exigen al menos la nulidad de la elección por haber sido un proceso viciado que difícilmente se limpiará y se comprobará que se incumplieron las garantías individuales y se vulneraron derechos”, expuso Raúl Barranco.

En su turno, María del Carmen Cabrera, abanderada de Morena en el distrito 3 de Zacatlán, señaló que en municipios como Ahuazotepec y Chignahuapan hubo alteración de actas y violencia, mismos que han sido hechos comprobados.

“Hemos recabado datos y vamos a demostrar que existen elementos para la impugnación y para echar abajo la elección. Las irregularidades existen con actas y sábanas que son inconsistentes desde el PREP, pues no pueden tener una tendencia para favorecer al PAN, si se coteja con las actas se arrojan resultados en los que se ven desplazados PSI, Compromiso por Puebla y Movimiento Ciudadano”.