Personal del Sosapac de Cuautlancingo vende agua en pipas en el fraccionamiento Misiones de San Francisco

Vecinos del fraccionamiento Misiones de San Francisco sorprendieron a personal del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Cuautlancingo (Sosapac), vaciando el tanque elevado que dota del suministro de agua al conjunto habitacional de 15 mil viviendas, para después comercializarlo entre la misma comunidad.

Los colonos denunciaron que ese preciso momento documentaron con fotografías y video, desde sus celulares, cómo el personal del Sosapac sustraía el líquido y llenaba una pipa que después comercializan hasta en 500 pesos.

Por esta razón, Pedro Carmona, dirigente vecinal de Misiones de San Francisco, informó que los vecinos inconformes podrían interponer una queja contra los actos de estos funcionarios públicos.


El declarante sostuvo que esta “rapiña” ocurre porque llevan dos semanas sin la regularización del servicio en el conjunto habitacional, afectando a 15 mil viviendas.

Refirió que del caso también ya se hizo saber a la Asamblea Social del Agua (ASA) del que forman parte, para que a través de este organismo civil se ejerza presión social contra el gobierno de Félix Casiano Tlahque.

Expuso que la problemática de la falta del líquido la vienen arrastrando desde que comenzó a crecer este fraccionamiento, pues no hubo planeación en su construcción, dejándolos sin servicios básicos por no estar municipalizada.

A pesar de ello, declaró que el gobierno del estado y el municipal permite a la inmobiliaria Casas Geo continuar construyendo más viviendas, así como su comercialización donde timan a la ciudadanía.

Esto se debe –señaló– a que ofrecen que cuentan con seguridad pública, alumbrado, agua potable y otros servicios, cuando no ocurre.

Apenas la semana pasada Carmona denunció a esta casa editorial que bajo la excusa de estar quemada la bomba que suministra el agua, no contaban con el servicio en sus viviendas.

Sobre el caso, recalcó que es poco creíble que cada mes esté ocurriendo esta situación en Misiones de San Francisco, aunque reconoció que este lugar ha crecido abruptamente sin el control de las autoridades.

“No hay agua porque la bomba se quemó, es el mismo cuento que hemos escuchado en el último año, porque no hay capacidad del gobierno de Cuautlancingo para dotar del servicio en el fraccionamiento, del que sí exige se pague”, reclamó.