Perderá Puebla un diputado federal tras redistritación del IFE: Zamora

Puebla perderá un representante ante la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión debido a que los trabajos de redistritación que lleva a cabo el Instituto Federal Electoral (IFE) obligaría la supresión de uno de sus 16 distritos federales, según adelantó el presidente de la Junta Local del órgano comicial, Luis Zamora Cobián.

Aunque señaló que la nueva delimitación que tendrán las demarcaciones electorales del estado se conocerá en agosto próximo, dejó entrever que el distrito de Izúcar de Matamoros es susceptible de perder representación legislativa ante la disminución de habitantes que originó la migración.

Este mes el IFE informó que en todo el país 14 distritos electorales se encuentran involucrados en un cambio de entidad federativa por no cumplir con la ponderación técnica de contar con 374 mil habitantes, la cual puede variar en más o menos de 15 por ciento.


Actualmente, Puebla se divide en los distritos electorales federales I de Huauchinango, II de Zacatlán, III de Teziutlán, IV de Zacapoaxtla, V de San Martín Texmelucan, VII de Tepeaca, VIII de Ciudad Serdán, X de San Pedro Cholula, XIII de Atlixco, XIV de Izúcar de Matamoros, XV de Tehuacán y XVI de Ajalpan. En tanto, los distritos VI, IX, XI y XII tienen su cabecera en el municipio de Puebla.

Tras la redistritación, Puebla quedaría con 15 distritos, cada uno de los cuales tendrá una representante ante la Cámara de Diputados.

Entrevistado en el marco de la entrega del Libro Blanco del IFE al Instituto Electoral del Estado (IEE), Zamora Cobián dijo que aún desconoce la entidad federativa que recibirá el distrito de Puebla, pero aclaró que la decisión se tomará con base en estudios sobre el crecimiento poblacional.

Obligación de ley

 

La redistritación es un procedimiento obligado por ley a nivel federal que tiene que llevarse a cabo cada tres procesos electorales con el fin de adecuar la geografía electoral con la realidad demográfica.

De acuerdo con la información que el IFE ha adelantado a través de medios nacionales de comunicación, en los trabajos de redistritación el instituto ha tomado en cuenta la preservación de los distritos indígenas para resguardar tradiciones y costumbres.

Asimismo, el IFE tiene como condicionante la indivisibilidad de municipios, con excepción de aquellos que por sus dimensiones sean cabeceras de diversos distritos, tales como Puebla, Monterrey y Guadalajara.

Además, ninguna entidad federativa podrá tener menos de dos distritos electorales federales, sin importar que cumpla o no la media poblacional de 374 mil habitantes.

Por último, otra de las premisas que sigue el IFE en los trabajos de redistritación es la distancia de la cabecera distrital respecto a las secciones electorales, con el fin de que en una jornada electoral los tiempos de traslado de los paquetes sean homogéneos.

 

Redistritación estatal

 

El año pasado el IEE realizó una redistritación en Puebla que surgió de una reforma electoral impulsada por el titular del Poder Ejecutivo del estado, Rafael Moreno Valle, en la que se mantuvieron los 26 distritos electorales estatales, los cuales tienen representación en el Congreso local.

La nueva configuración de los distritos estatales comprendió la creación de los distritos de San Andrés Cholula, Amozoc, un séptimo en la capital y un segundo en Tehuacán, lo cual se logró con la desaparición de las cabeceras de Chiautla, Tepexi de Rodríguez, Tetela de Ocampo y Acatzingo.