Pedirán al SAT investigar por lavado de dinero a fraccionamiento favorecido por el morenovallismo

Desde hace cuatro años se empezó a desarrollar –con la complacencia de autoridades estatales y de Amozoc—un importante fraccionamiento llamado Bosques Residencial, ubicado a un costado del Periférico Ecológico y de la reserva natural Flor del Bosque, en donde se venden casas desde 2 millones de pesos. Lo que parecía ser un excelente lugar para vivir, se ha convertido en un martirio para los primeros compradores de inmuebles, quienes esta semana emprenderían acciones legales para que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) intervenga en lo que podría ser un destacado caso de lavado de dinero.

Algunos de los primeros compradores de casas han enfrentado problemas tales como que luego de los pagos iniciales, no han obtenido la documentación legal que acredite la debida adquisición de un inmueble o la contratación de un crédito, o se ha retrasado por meses la entrega de la residencia seleccionada.

Los agraviados lograron obtener una copia de la cédula de identidad fiscal –con el folio DIS140213PW3– de la empresa que supuestamente les vendió, pero no han conseguido saber quién aporta el capital para la construcción del fraccionamiento. Por eso estarían pidiendo –esta semana– al SAT que intervenga para que investigue un posible escándalo de evasión fiscal y de lavado de dinero.


Si llegara avanzar la investigación que se está pidiendo al SAT, seguramente saldrán involucrados algunos funcionarios de las dos últimas administraciones estatales, la de Rafael Moreno Valle Rosas y José Antonio Gali Fayad, ya que el fraccionamiento está en una zona que fue privilegiada por la construcción del Periférico Ecológico, en el tramo que va la carretera de Valsequillo a la carretera federal a Tehuacán.

Además, el desarrollo colinda con Flor del Bosque, un área protegida que el morenovallismo buscó de manera velada que se detonara como una zona de desarrollos inmobiliarios. No cualquiera puede comprar terrenos en esa zona y construir fraccionamientos. Para ello se necesita del favor político del más alto nivel.

De acuerdo con la cédula de la identidad fiscal la empresa que construye el fraccionamiento –ver fotos– es Desarrollo Inmobiliarios San Juan Los Encinos, que inició operaciones el 14 de febrero de 2014. El lugar donde se emprendió la edificación de las casas es la Lateral del Periférico Ecológico Oriente y la Calle Aras, del municipio de Amozoc.

Según los datos recabados por los agraviados, una firma de abogados aparece como la propietaria de predio en donde se encuentra Boques Residencial. Pero no se sabe públicamente quien aporta la inversión para este desarrollo que tiene tufo de ser un posible caso de lavado de dinero.