Padres de familia toman carretera federal, por cuotas que les exigen a cambio de de desayunos calientes

Tlacotepec de Juárez. Por más de cuatro horas, pobladores de juntas auxiliares de este municipio bloquearon la carretera federal Tehuacán–Puebla, a la altura de esta población, para exigir que el ayuntamiento no les cobre cuota por los desayunos escolares.

Los inconformes indicaron que había un acuerdo de que el ayuntamiento les iba a subsidiar los desayunos escolares, pero ahora les exige el pago por ese apoyo, por lo que al no obtener una respuesta de la comuna decidieron tomar la carretera.

Fue necesaria la intervención de un representante de Gobernación, para destrabar el conflicto y con el acuerdo de que el próximo martes habrá una reunión entre ayuntamiento y los inconformes, se logró convencer a los manifestantes de liberar la carretera.


En la manifestación participaron pobladores de Santa María la Alta, San Marcos Tlacoyalco, Pericotepec, San Martín Esperillas, San Lucas las Palmillas, la colonia Guadalupe, entre otras, haciendo un total de 12 comités que operan en preescolares y primarias.

Sobre el conflicto el director de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en el municipio, José Rafael Pérez Carlos, manifestó que la manifestación tuvo un fondo político y aseguró que la exigencia de los inconformes es que les condonen el pago que deben hacer por los desayunos que, según las reglas de operación del programa, debe ser de 15 centavos por ración de desayuno caliente y un peso cinco centavos por desayuno frío, lo que resulta una cantidad mínima.

El argumento de los comités que operan los desayunadores, dijo, es que se les condone ese pago, que sí se cobra a los padres, pero que los comités piden administrar para la operatividad de los desayunadores, en lugar de darlo al ayuntamiento y que se les reintegre en trabajos de mantenimiento u otras necesidades.

A decir del director del DIF el programa está diseñado para ser autosustentable  y eso sí es posible, pero existen comités que trabajan de forma inadecuada y por eso no les alcanza el recurso, por lo cual sugirió que se haga una supervisión y valoración a cada desayunador del municipio, para conocer la manera en la que lo administran.

Manifestó que algunos de esos comités están viendo los desayunadores como un negocio y por lo tanto es necesario que se supervisen para poner orden a fin de que se trabaje conforme a las normas de operación.