Otra vez Puebla; ahora ocupa segundo lugar nacional en robo de vehículos con violencia: SNSP

Puebla ocupa segundo lugar nacional en robo de vehículos con violencia

El estado de Puebla vuelve a figurar en esta semana como una de las entidades más inseguras de México, luego que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) informó que ocupa el segundo lugar en robo de vehículos con violencia, después de Chiapas.

La dependencia federal informó que entre enero y agosto de 2016, se registraron mil 705 robos de vehículos con violencia en el país, lo cual significa el 36 por ciento de incremento en un comparativo con el mismo periodo pero del año pasado.

Estos ilícitos están focalizados en cinco estados del país, donde se comente el 91 por ciento de los robos.


El robo a vehículos creció en Puebla al pasar de 243 a 389 hurtos, en el mismo periodo de 2015 y 2016.

Sin embargo, el corredor que comunica a Puebla con Tlaxcala se ubica también en la tercera posición con el mayor número de robos de automóviles particulares y camiones de carga, que pasó de 314 a 503 casos.

Según el informe nacional los vehículos más vulnerables son los camiones de carga, que representan más del 50 por ciento de los robos registrados. Después, vienen los automóviles particulares, con 10 por ciento, y los autobuses de pasajeros, con 6 por ciento.

Es el estado de Chiapas es quien ocupa la primera posición con 92 asaltos registrados en los primeros ocho meses de 2015, y 203 ejecutados en lo que va del año. Esto representa un aumento de ilícitos en un 120 por ciento.

En cuarta posición está Guerrero, donde se reportó el incremento de 225 a 290 robos de vehículos, y Oaxaca, que saltó de 120 a 167.

En tanto, el Reporte de inteligencia, robo de carga en México reportó que durante el primero y segundo trimestres del año, los vehículos más robado son los camiones de carga son alimentos y bebidas, un 27 por ciento.

Le siguen los camiones que trasladan herramientas y material industrial, con 11 por ciento; combustibles, 11 por ciento; electrónicos, 5 por ciento; autopartes, 4 por ciento; y, por último, materiales químicos, 3 por ciento.

Dicho Reporte es elaborado por el centro de inteligencia de Freight Watch International (FWI), proveedor de servicios de seguridad logística en México.

Modus operandi

El FWI reveló que el modo de operar es el siguiente: los vehículos son interceptados por grupos de seis u ocho personas que por lo general van en dos o tres pick up; los conductores son encañonados.

Además relató que uno de los vehículos impide el paso al transporte de carga, mientras que los otros custodian la unidad y bloquean la señal del GPS con inhibidores de señal de satélite.

En menor escala, con un 1.2 por ciento de los casos, el robo de la unidad lo realiza un “policía falso”.

Entre otros datos, afirmó que el 70 por ciento de los casos el chofer es privado de la libertad durante el robo.

Otro modus operandi que se practica es que los transportes de carga son interceptados por los delincuentes al detenerse para reparar un neumático o falla mecánica en estaciones de servicio, así como en plazas de cobro.

El informe de Freight Watch International refirió que los cierres carreteros por manifestantes y los enfrentamientos entre grupos criminales son dos factores más que contribuyen a situaciones de riesgo para los conductores de camiones de carga.

Como ejemplo citó que en abril de este año hubo tres días de bloqueos en el estado de Michoacán, donde civiles armados incendiaron al menos cuatro vehículos.

Mientras en el conflicto magisterial en Oaxaca y Chiapas fue señalado como situación de riesgo.