Osorio Chong busca en Puebla acrecentar su influencia en el Senado

Miguel Ángel Osorio Chong enfrentará el reto de encabezar una bancada del PRI en el Senado minúscula –la más reducida en la historia del tricolor– y sin cohesión, ya que una tercera parte de sus integrantes no tienen la suficiente afinidad con el que será el líder parlamentario. Por esa razón el ex secretario de Gobernación estaría buscando construir alianzas de facto para acrecentar su poder en el Cámara Alta y resulta, que es en Puebla donde el político hidalguense está desplegando sus esfuerzos para elevar su grado de influencia en el Congreso de la Unión.

En esa lógica, se dice que Miguel Ángel Osorio Chong estaría buscando en Puebla a dos aliados no formales, pero que podrían unir esfuerzos en algunos asuntos del Senado. Ellos son: Alejandro Armenta Mier de Morena y al ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

Hace un par de semanas, el ex gobernador de Hidalgo realizó una reunión en su estado natal con todos los que considera sus aliados políticos, dentro y fuera del PRI.


La primera sorpresa es que a ese conclave llegaron miembros de la dirigencia del Partido Encuentro Social, lo cual confirmaría la influencia o el control que Osorio tenía sobre el PES, una fuerza política que fue parte del bloque lopezobradorista pese su talante conservador.

Y la segunda, se dice que ahí habrían llegado algunos miembros de Morena Puebla, de los que ganaron la elección del 1 de julio.

Más allá del asunto de quienes asistieron, ahí el ex secretario de Gobernación dijo que en Puebla tiene muchas posibilidades de hacer alianzas no formales que le ayuden a mejorar su posicionamiento en el Senado.

Se dice que en el grupo de Miguel Ángel Osorio se considera que puede haber comunicación y un posible entendimiento con Alejandro Armenta, quien al inicio del gobierno de Enrique Peña Nieto fue director del Registro Nacional de Población y estuvo bajo las órdenes del entonces secretario de Gobernación.

Asimismo se da por hecho que en el Senado, en muchos asuntos, quienes podrán actuar juntos, pese a que pertenecen a diferentes bancadas, son Miguel Ángel Osorio y Rafael Moreno Valle, pues aunque han sido de partidos distintos en los últimos años han actuado bajo los mismos intereses políticos.

El gobierno de Enrique Peña Nieto encontró en la persona de Rafael Moreno Valle Rosas a un aliado, a un activo del llamado Grupo Atlacomulco, y se dice que el presidente de la República le encomendó a Miguel Ángel Osorio Chong darle protección incondicional –desde el Poder Ejecutivo federal– al entonces gobernador de Puebla.

Por esa razón, todas las denuncias de abusos cometidas en el sexenio de Moreno Valle que llegaban al gobierno federal eran ignoradas o encubiertas en la Secretaría de Gobernación.

La clave de esta relación, dicen los enterados, es que una parte importante de la obra del sexenio pasado en Puebla fue contratada por empresas de Hidalgo y del estado de México.

La necesidad de Osorio Chong de aumentar su influencia en el Senado de la República obedece a dos factores:

Primero: el PRI tendrá siete senadores de mayoría y seis plurinominales, y uno más del Panal, lo cual coloca a este grupo parlamentario como el tercero en importancia y numéricamente muy inferior frente a los 69 miembros del bloque lopezobradorista o los 23 del PAN.

Si Osorio no logra aumentar su fuerza, su grado de influencia en el Senado será irrelevante y necesariamente se tendrá que aliar con el PAN para ser un contrapeso al bloque lopezobradorista, formado por los legisladores de Morena, el PT y el PES.

Segundo: se dice que hay cuatro senadores del PRI que no están muy dispuestos a dejarse conducir por Miguel Ángel Osorio Chong. Ellos son:

El yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín, quien fue parte del gabinete federal y al parecer no logró ser candidato del PRI a gobernador de su estado por la falta de apoyo de Osorio Chong.

Vanessa Rubio, una de los voceras de la campaña de José Antonio Meade Kuribreña, el candidato presidencial priista, al parecer ha marcado una importante distancia con el ex secretario de Gobernación.

A Manuel Añorve Baños, el ex alcalde de Acapulco, Guerrero, no se le ve muy cohesionado con el que será el líder parlamentario del PRI.

Carlos Aceves del Olmo, el líder nacional de la CTM, en general dicen que por problemas de salud no se ha integrado del todo al grupo parlamentario priista de la Cámara Alta.

Y queda claro que a partir del 1 de diciembre Osorio Chong pierde todo el poder que la brindaba Enrique Peña Nieto.