Ola de calor pone en riesgo cultivos de la región, advierte ex líder cenecista

Tehuacán. La ola de calor que se siente en esta zona ya causa preocupación entre los productores agrícolas, sobre todo lo que siembran bajo la modalidad de temporal, debido a que la falta de lluvia amenaza los sembradíos de frijol, maíz y sorgo, manifestó Miguel Ángel Carrera Castañeda, ex líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC), en esta región.

Hasta más de 34 grados se ha llegado en esta zona, lo cual representa una exposición fuerte al sol para las plantas, situación que si continúa en las próximas dos semanas sería catastrófico para los sembradíos, porque no pueden subsistir tantos días sin la humedad que necesitan para desarrollarse.

El representante cenecista destacó que son alrededor de mil 200 hectáreas de cultivo las que están en riesgo de perderse por la falta de lluvia, por lo que la esperanza de los agricultores es que pronto lleguen algunas lluvias para que los cultivos recuperen la humedad que han perdido en estas semanas.


Carrera Castañeda explicó que la resistencia de la plantas depende del tratamiento que se dio al grano, algunos de ellos fueron cuidados de tal manera que pueden conservar más humedad, pero los que son de menor calidad, lo que también define el precio, pueden perderse si las altas temperaturas persisten.

La pérdida para los productores sería de unos 5 mil pesos por hectárea, aproximadamente, la mayoría de ellos se encuentran en la región de Cuayucatepec, junta auxiliar de Tehuacán y San Luis Temalacayuca, que corresponde a Tepanco de López.

Existen otras siembras que también resienten el calor, aunque en ese caso no hay tanto riesgo de pérdida, porque se trata de las hortalizas y legumbres, mismas que se cultivan con el método de riego, pero eso no significa que los productores no se vean afectados en su economía, aclaró.

Al respecto, Miguel Carrera explicó que eso implica una inversión mayor para sacar adelante la producción, de modo que cada agricultor tendrá que incrementar hasta en 7 mil pesos el recurso por hectárea.

La razón de ello es que esos cultivos se deben regar con más constancia, de modo que eso significa comprar tiempo de agua, dependiendo de la forma de riego, hay quienes lo hacen por goteo, por aspersión o por agua extraída de galerías, en cualquier caso se tiene que invertir más para poder dar a las plantas la humedad ideal para que se pueda obtener un buen cultivo, concluyó.