Obras del tren turístico incomunican 180 viviendas en Cholula; los vecinos paran la maquinaria

En las inmediaciones de la milenaria ciudad ■ Foto Rafael García Otero

Sin avisar ni difundir el proyecto a los habitantes, el gobierno del estado inició la instalación del Tren Turístico en el municipio de San Pedro Cholula, dejando incomunicadas a 180 casas y 400 personas, que habitan en la Avenida los Fresnos y Diagonal del Ferrocarril de dicha localidad.

Esto provocó que los vecinos mantengan bloqueado, con sus vehículos, el acceso de la maquinaria pesada para continuar con la reinstalación de la vía férrea en desuso desde hace dos décadas.

Arguyeron que el paso del tren a poco más de un metro de distancia de la entrada de algunas viviendas, los deja sin calle para transitar y pone en riesgo a sus familias.


Señalaron además que la entrada de retroexcavadoras en la zona rompió el sistema de drenaje de sus casas.

Ante la negligencia de las autoridades estatales, los mismos pobladores iniciaron desde la semana pasada a reparar sus desagües.

Entre los afectados se encuentra el ex delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor, Bernardo Hinojosa Polo, quien desde hace un par de días utiliza las redes sociales para denunciar la problemática.

Por esta razón, los lugareños inconformes buscaron a las autoridades municipales para que intervenga en la situación que afecta a decenas de familias.

Los colonos indicaron que también se afecta a los habitantes de la Avenida los Fresnos, calle que desemboca a la zona arqueológica, así como a los fraccionamientos Santa Clara y Llano de Jesús.

Acusaron que por las obras se rompieron los drenajes que no son subsanados por la empresa Impulsora Tlaxcalteca (Itisa), a cargo de la instalación del tren.

Afirmaron que los mismos colonos tienen que arreglarlos, cuando debería de ser la empresa las autoridades.

Precisaron que serían 180 las casas y 400 personas afectadas directamente, pues expusieron que dicha vialidad comunica con las principales arterias de la ciudad, como la Recta a Cholula, Avenida Forjadores y el Periférico.

Incluso, refirieron que esta situación no solo perjudica a la gente que ahí habita sino también a los automovilistas que usan a diario estas calles para llegar a sus centros educativos y de trabajo.

Los trabajos iniciaron la semana pasada y a pesar de las protestas, los trabajadores de la empresa les dijeron que no cuentan con facultades para tomar decisiones al respecto.

La respuesta de los empleados, relataron, los orilló a frenar el acceso de la maquinaria a la calle los Fresnos para continuar con la obra.

Fue entonces dijeron que la empresa se vio obligada a ofrecer una reunión con Eduardo Alfonso Egremy Sandoval, director de Obra Pública de la Secretaría de Infraestructura y Transportes (SIT).

Al último, los pobladores dejaron en claro que no se oponen a la obra, pero sí a que no respeten las entradas a sus hogares, lo cual ha generado que queden incomunicados.

En septiembre, la empresa Impulsora Tlaxcalteca ganó la licitación para la construcción de las vías férreas, por lo que se destinaron 168.8 millones de pesos y que deben estar listas para abril próximo.

El tren turístico tendrá una inversión de 800 millones de pesos, a lo cual se suma el costo de dos terminales en Puebla y Cholula, por el orden de 100 millones de pesos cada una.

De acuerdo a la información publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) bajo el folio LO921024994N1572015, se prevé que los trabajos inicien el 29 de diciembre, para que concluyan en un plazo de 180 días naturales, es decir, seis meses.

Hasta el momento, el gobierno morenovallista se ha conducido con opacidad sobre el proyecto, pues trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) aseguran que la autoridad no cuenta con permisos para la realización de la obra, esto debido a que se efectuará sobre el basamento de la pirámide de Cholula.