Nuevo horario restrictivo de venta de alcohol desde este jueves en zona metropolitana

A partir de este jueves 5 de abril comenzará la aplicación de un nuevo horario de venta de alcohol en tiendas de conveniencia ubicadas en la zona metropolitana, con el que se busca disminuir la incidencia delictiva.

Puebla es uno de los seis municipios que se adhiere a esta medida que establece que los jueves, viernes y sábados solo se comercializarán las bebidas embriagantes en botella cerrada de las 8 a las 2 horas del día siguiente.

En tanto que el horario para domingo, lunes, martes y miércoles será de las 8 horas a la 1 de la madrugada del día posterior.


Las sanciones para los establecimientos que incumplan la restricción empezarán desde el primer minuto del 16 de abril próximo.

Además de Puebla capital se suman a este horario restrictivo propuesto por el edil Luis Banck  los municipios de Atlixco, San Andrés y San Pedro Cholula, Cuautlancingo y Amozoc, cuyos presidentes firmaron ayer en Casa Aguayo la carta declaratoria de adhesión al acuerdo.

La medida es avalada por la Asociación Estatal de Padres de Familia, el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia, así como la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles.

66.6% de los ciudadanos avala la medida: Comuna

Dos de cada tres ciudadanos consideran buena medida no vender alcohol durante la noche, informó el gobierno del municipio de Puebla.

La Comuna sostuvo que el estudio que llevó a cabo la consultora Evaluare del horario restrictivo aplicado entre agosto y diciembre de 2017 se realizó con transparencia.

Este se elaboró después de 18 mesas de trabajo y reuniones en las que participaron la empresa, integrantes de la Canaco Puebla y personal del ayuntamiento.

Durante la primera etapa de implementación, sucedieron en promedio 60 delitos menos cada mes que los que habrían sucedido de no existir la medida. Es decir, se registró una disminución de prácticamente 40 por ciento.

Adicionalmente, se revisó el comportamiento de la incidencia en las horas en las que no había restricción; es decir, por la mañana y en la tarde, y observó que se redujo también la incidencia en 11 puntos porcentuales.

Evaluare integró en la valoración los resultados positivos de la aplicación de medidas similares en otras partes del mundo, como  Lima, Perú, donde hubo disminución de 40.7 en delitos clasificados como agresiones, mientras que en Baden–Vutemberg, Alemania, se registró reducción de hospitalizaciones vinculadas al alcohol entre adolescentes y adultos en 7 por ciento.