Nuevo aeropuerto: los dueños del dinero y los defensores de la vida

El eje de los mega negocios capitalistas en México es el nuevo aeropuerto internacional, NAICM, del que apenas se construyen las plataformas de cemento sobre terrenos fangosos sobre un Lago de Texcoco que hay que rellenar con la tierra saqueada de los cerros de la región, muchos de ellos santuarios de los pueblos y todo devastando la flora y fauna originarias y sobre costeado frente a lo proyectado.

“Cuando se anunció el proyecto del NAICM se dijo que costaría 169 mil millones de pesos; ahora  el costo será de 250 mil millones de pesos. Dicen que porque aumentó el dólar, pero habrá que ver si el costo del tezontle lo tasaron en dólares”, comentó el diputado que preside la comisión de seguimiento del NAIM a la revista Proceso.

Y a ello habrá que sumar costos como los 11 espejos de agua que se construyen fuera del polígono del aeropuerto. “De 2015 a la fecha la Cámara (de Diputados) ha autorizado a la Conagua 20 mil millones de pesos para esas obras. La Conagua subcontrata para esas obras…”.


Además están las obras hidráulicas que se realizan, con una inversión de 17 mil 600 millones de pesos, para los municipios mexiquenses de Atenco, Ecatepec, Chimalhuacán, Nezahualcóyotl y Texcoco, y las delegaciones Gustavo A. Madero y Venustiano Carranza en Ciudad de México .

Al preguntar a inversionistas, constructores y funcionarios sobre la viabilidad de un proyecto que atenta contra la vida en la región y en la Cuenca del Valle de México en la que repercute contra el agua, los hundimientos, la tierra en área sísmica con cercanía a un volcán activo y que atenta contra la biodiversidad, así como contra los recursos de la población, sean los de sus fondos de retiro o por los impuestos y recortes sociales  al presupuesto para pagar las deudas interna e interna que se elevan por esa mega obra, la respuesta común es cínica, y avalada con la ley (de Herodes): la ganancia esperada en “el desarrollo fantástico” de la zona.

Para ellos nada hay que debatir: Roberto Ramírez de la Parra, director de la Comisión Nacional del Agua dice que el NAIM es “una cuestión que ya se estudió los pasados 20 años (para Texcoco).”  Por su parte el hombre más enriquecido de México dice “ya estaba decidido desde el 2000”, Carlos Slim así se opone a la propuesta de cambio de lugar para el aeropuerto, agregando que la decisión pudo ser discutida hace 20 años, no ahora.

¿Ladronde tanto dinero?

Carlos Slim podría servir para explicar la doble ley que está en juego en el progreso capitalista: “todos los capitalistas explotan a todos los trabajadores”, pero los capitalistas que concentran y centralizan el capital en unas cuantas manos se apoderan del dinero, los bienes y la vida de la población. Carlos Slim en el megaproyecto reúne muchas caras del capital: es dueño de constructoras contratadas para el nuevo aeropuerto, es suegro de uno de los dos diseñadores del proyecto, a la vez es el inversionista que compra con dinero ajeno de los fondos de su Afore Inbursa bonos para financiar el complemento de la fase actual de la obra, y es comprador en la bolsa de otros bonos del estado para el mismo fin. Por todo cobrará. Y cuando le preguntan por qué invirtió Inbursa en las emisiones de bonos llamadas Fibra E, responde con claridad capitalista: “porque dan 10 % de intereses”  garantizados con el saqueo de los presupuestos del Estado más las tarifas de paso del aeropuerto.

Esto que son “leyes” del capital son las verdaderas normas que han sido avaladas en los contratos del NAIM. “Así pasa en todo el mundo, dice el secretario de Hacienda, los fondos de retiro de los trabajadores son una fuente óptima para financiar aeropuertos”. Nadie debiera protestar, según los capitalistas, por lo que es legal: usar los fondos de las cuentas individuales de pensiones y jubilaciones en manos de los bancos, apostando por intereses que no serán para los cuentahabientes sino para los grupos financieros. El riesgo de que fracasen esas inversiones y se pierdan fondos de los trabajadores y de los Estados, es riesgo legalizado en la era de dominio del capital financiero.

Una lista específica, aunque parcial pues hay muchos contratos menores y subcontratos, de quienes acumulan contratos y gozan de ganancias por el nuevo aeropuerto, según datos recabados por Proceso de la página en internet de la mega obra muestra indica que parientes de Carlos Slim, de Carlos Salinas de Gortari y de Armando Hinojosa, así como empresas de Hank Rhon y de Bernardo Quintana, han firmado la mayoría de los contratos, también participan la Sedena, convertida en contratista, y la compañía responsable del socavón del Paso Exprés, que le costó la vida a dos personas. La construcción del NAIM es uno de los temas centrales de la elección presidencial.

Los que defienden la vida rechazan el NAIM

También desde hace 20 años, y antes, en las luchas obreras, indígenas y populares de los pobladores originarios y sucesivos de la rivera del Lago de Texcoco, se tiene “un proyecto” una esperanza de vida digna ante la invasión del capitalismo y sus fuerzas de represión y enajenación.

De las más cercanas (sin contar con la participación activa de la comunidad universitaria de Chapingo en el movimiento estudiantil y popular de 1968, las luchas obreras independientes de Sosa Texcoco y la lucha magisterial democrática en esa región) están la comunidades, pueblos y organizaciones de los municipios de esa zona que organizaron el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT)  y, luego de su represión en 206 y de su dispersión en varias expresiones, la formación paralela de la Coordinadora de Pueblos y Organizaciones del Oriente del Estado de México en Defensa de la tierra, el agua y su cultura, CPOOEM.

En esas organizaciones, ejidatarios, comuneros, pobladores de los municipios ribereños del Lago de Texcoco y de los municipios afectados con el megaproyecto del NAIM se han dado lo mismo a actuar, estudiar, informar, reincidir y ampliar la organización de defensa contra este “desarrollo fantástico” de la muerte sobre los pueblos.

En México y el mundo se sabe de su disposición de lucha y de combate, pero pocos conocen sus propuestas y las confunden con los decires de los partidos, particularmente en esta coyuntura con la que Morena y su candidato Andrés Manuel López Obrador intervienen aflorando intereses en pugna entre los de arriba: pasó de plantear la cancelación del NAIM a pedir sólo la revisión de los contratos y ahora a declarar ante los lavadores de dinero del Citibanamex, su disposición a que el NAIM avance si se realiza con recursos privados y no se usan los públicos.

Se trata de posiciones contrarias: las organizaciones sociales defienden la vida y a esa no se refieren los partidos y mucho menos le importan el gobierno actual y los empresarios, quienes no pasan de darle un costo dinerario y un marco legal vigente o el que se reforme, pero que permita los contratos depredadores que despojan a los pueblos de la Megalópolis (la ciudad México, el estado de México, Tlaxcala, Hidalgo y partes de Morelos y Puebla).

También hay opiniones y planteamientos diferentes: el Frente y la Coordinadora plantean la autodeterminación de los pueblos. La Coordinadora lo hace desde los principios no partidistas del Congreso Nacional Indígena (CNI) y se plantea construir autogobierno, darse autonomía con pensamiento y cultura propias, sin la recolonización capitalista; el Frente mantiene su línea de combatividad y solidaridad aunque se alía con fuerzas de Morena y afectados por el NAIM a quienes no les pagan o no cumplen promesas las empresas o el gobierno, o a opositores al despojo.

No se trata de negociar arriba, ni de dialogar con los saqueadores dueños del dinero y del mal gobierno. Se trata de organizar la resistencia digna con una rebeldía prolongada contra el sistema que ha llevado muerte y que deshonra a quienes se arrodillan ante las leyes del capitalismo.

Como dice un escrito del Dr. José Arias Chávez participante de CPOOEM como asesor científico técnico en el área de energía:

“¿Con qué cara moral o legitimidad pretenden sostener una legalidad que atropella todo?”

Manifiesto del Frente Amplio de Trabajadores del Metro

Desde su periódico Conciencia, Número 1, febrero de 2018, los y las trabajadoras de base del Sistema de Transporte Colectivo, Metro, que han Formado un Frente Amplio difundimos con agrado un resumen de su Manifiesto. Adelante compas.

La situación de los trabajadores del Metro ha ido de mal en peor y nuestros salarios son tan bajos que nos vemos obligados a quedarnos a trabajar muchas horas extras (vivir dentro del metro), para que nuestro ingreso se acerque a cubrir las mínimas necesidades de nuestras familias.

Hoy el lema de nuestro sindicato “Por la dignificación del trabajador” parece una cruel ironía.

El servicio de transporte público y la situación de las instalaciones y del material rodante del Metro de la CDMX son tan desastrosos que se vuelven un peligro para la vida y la integridad de los usuarios.

La inseguridad e insalubridad del trabajo en muchos sectores convierten al Metro en causa de muchas tragedias. Este acelerado deterioro no es casual, sino parte de un objetivo del gobierno: justificar con la decadencia y el despilfarro un plan privatizador y el aumento de tarifas. La situación exige que nos organicemos y movilicemos para también combatir la entrega de los charros y su sindicato patronal oficialista. Nuestros principios son:

1. La independencia política de la patronal, de sus gobiernos y sus partidos.

2. La democracia sindical donde las decisiones principales se tomen en asamblea general de base.

3. La lucha y la movilización como método fundamental para defender nuestros derechos.

Hoy los que ostentan nuestra representación han abandonado ese rumbo y además entregaron muchas conquistas. Los charros del nacional son los responsables principales de todas las entregas y traiciones. Ellos son cómplices de la degradación del STC y la postración de sus trabajadores. Pero debemos preguntarnos: ¿Cuál debe ser el papel del SDITSTC para ser alternativa real para la inmensa mayoría de los trabajadores del Metro, que hoy son rehenes del charrismo? ¿Cuáles son las tareas y qué tipo de dirigentes son necesarios para que el SDITSTC sea una alternativa?

1. No será esperando tener buenas relaciones con el gobierno en turno o el que vendrá, para tener alguna dádiva o concesión.

2. Será proponiendo al conjunto de los trabajadores del Metro un pliego de reclamos básicos y la lucha unificada de todos, al margen de afiliaciones sindicales para recuperar y defender las conquistas.

3. Y a su vez emprender la lucha por:

-Un aumento de salario que recupere el poder adquisitivo perdido desde hace más de 30años, que los aumentos se paguen en tiempo y forma, como estipula el Reglamento de las Condiciones Generales de Trabajo (RCGT).

-Con un servicio médico que recupere la calidad y eficacia perdida.

-Que se reconozca el alto grado de inseguridad en que laboramos los trabajadores del metro. Es decir: a) que se implanten medidas de seguridad adecuadas; b) pago de trabajos en zonas peligrosas e insalubres que son inevitables; c) entrega de ropa de trabajo en tiempo y forma.

-Por un escalafón justo, que se tome en cuenta a antigüedad como principal factor para la asignación.

-Que se respete el Art. 63, fracción 4ta. de las condiciones generales de trabajo, para que cada trabajador que se jubile o fallezca se le asigne la plaza a un familiar, independientemente de su afiliación sindical.

4. Y un reclamo fundamental: defender el  Metro como transporte público estatal, seguro, cómodo y barato. Para eso, rechazar y exigir la anulación de todos los pasos de privatización y subrogación de servicios que se están dando.

Hacemos un llamado a todos los trabajadores del metro a defender nuestra fuente de trabajo y el servicio de transporte público junto a los usuarios y el pueblo trabajador en general.

Frente Amplio de Trabajadores del Metro

www.elzenzontle.org

zenzontle@elzenzontle.org

zenzontle2004@gmail.com