Con nuevas plantas se eliminará de la Sierra Negra la roya del café, aseguró delegado de Profepa

Tehuacán. Los cafeticultores de la Sierra Negra mantiene lucha abierta contra la roya del café, plaga que se hizo presente desde hace más de dos años y que mermó la producción del aromático, por lo que ya se cuenta con nuevas plantas que son más resistentes.

Según declaraciones de Marcial Ramírez Rodríguez, jefe de distrito de la Secretaría de Ganadería, Agricultura, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), con las medidas a aplicar la roya del café no podrá sobrevivir entre los cafetales de la Sierra Negra, por lo que ya se le puede despedir.

Con el trabajo conjunto de autoridades y los productores se logrará establecer las condiciones para que la plaga no se haga presente, por lo menos durante los próximos 30 años, aseguró el delegado.


La roya se aprovecha de las plantas más longevas, por ser las menos resistentes, mismas que seca completamente antes de que el grano logre madurar en la planta, de modo que cuando ataca hay pérdidas de cultivos del grano.

Para evitar que continúe afectando las siembras se trabajó en la producción de plantas más resistentes, explicó Marcíal Ramírez, quien dijo que para ello se logró la conformación de 22 asociaciones de cafeticultores.

En cada asociación se trabajó en la producción de las plantas resistentes, las cuales ahora se distribuyen entre los agricultores para que renueven sus campos con la siembra de esos ejemplares, así como la eliminación de las plantas que ya tienen muchos años, porque en cualquier momento pueden recibir el ataque de la roya.

Todavía en este año la roya de café afectó varias siembras, por lo que no se logró la producción deseada por parte de los agricultores, reconoció Marcíal Ramírez, quien confió en que esta sea la última ocasión en que se sufren pérdidas.

Destacó que aún hay que esperar a que todos los cafeticultores terminen de cosechar para conocer la cantidad exacta de grano que se logró obtener, por lo que en este momento es imposible conocer la cifra.

Otro problema de plaga que enfrentan en la Sierra Negra es el que se hizo presente en los pinos de la región de Nicolás Bravo y Coyomeapan, donde el ocoaxo causa daño a los pinos, a los que termina por secar completamente.

Son alrededor de 220 hectáreas de pinos en el estado las que sufren de ese plaga, que ya provocó la sequía de varios, pero las autoridades analizan un plan de reforestación, así como fumigación.

Esa plaga no solo esta presente en la Sierra Negra, donde afecta a más de 100 hectáreas. También está en la Sierra Norte, donde inició su ataque y a la fecha ya lleva afectadas 120 hectáreas.