No hay móvil político en asesinato de edil de Nopalucan; sería ajuste de cuentas: FGE

No hay móvil político en asesinato de edil de Nopalucan; sería ajuste de cuentas: Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) ▪︎ Foto: YouTube

La Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) descartó que haya móvil político en el asesinato del presidente municipal electo de Nopalucan, Félix Aguilar Caballero, y confirmó que se tienen abiertas líneas de investigación sobre su presunta participación en varios delitos como robo de hidrocarburos y asalto a transporte, por lo que su homicidio se habría tratado de un ajuste de cuentas.

El 30 de junio pasado la Central de Trabajadores de México (CTM) acusó a través de twitter a Aguilar Caballero de estar “al mando de un grupo de más de 20 sicarios fuertemente armados”, con quienes “asaltaron e intentaron secuestrar a nuestro compañero Julio César Sánchez”.

En ese sentido se ha filtrado una versión no confirmada de manera oficial acerca de un supuesto compadrazgo entre Félix Aguilar Caballero y Vicente Ponce Rosa, quien hasta el pasado lunes se desempeñaba como comandante de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Acatzingo y que fue detenido por pertenecer a una banda de secuestradores.


Ponce había trabajado en los últimos 15 años como jefe policíaco en varios municipios del estado, principalmente de la región del triángulo rojo, como en Palmar de Bravo y los Reyes de Juárez. Entre las víctimas de la banda del comandante Ponce están estudiantes y empresarios de la región, por quienes pedían de 5 a 8 millones de pesos y vehículos a sus familiares para no hacerles daños; sin embargo, estos decidieron interponer denuncias ante la FGE. En cuatro de los secuestros perpetrados se logró obtener el rescate, aunque este no superó 10 por ciento del recurso pedido a los familiares.

Otro caso en el que se presume la participación del hoy edil muerto fue el accidente que sufrió el pasado 29 de mayo, Carlos Peralta, hijo de Porfirio Peralta, quien era adversario de Félix Aguilar Caballero –militante del PVEM– por el estatal Partido Pacto Social de Integración (PSI).

El auto en el que viajaban Carlos Peralta, su prima y novia fue envestido por una camioneta que habría sido conducida por un hombre al servicio de Félix Aguilar. En el percance pereció la segunda.