No fue posible destrabar el proyecto del Rastro Intermunicipal, informó el regidor de Servicios Municipales

Tehuacán. Pese a las gestiones que se hicieron para destrabar el problema del Rastro Intermunicipal TIF, que desde hace cuatro gobiernos municipales está inconcluso, el asunto no se pudo sacar adelante en el actual ayuntamiento, de modo que será un caso que quedará para la administración de Felipe Patjane Martínez.

Lo anterior lo dio a conocer el regidor de servicios municipales, Pioquinto Apolinar Leyva, quien resaltó que como ayuntamiento hicieron todo lo que estaba a su alcance para conseguir que el proyecto continuara, pero toca al gobierno estatal y a la Federación resolver al respecto.

El tema fue uno de los aspectos que el gobierno de Ernestina Fernández Méndez observó en sus primeros 100 días de trabajo a la administración de Eliseo Lezama Prieto, debido a que en el pasado ayuntamiento se retomó el proyecto para convertirlo en un mercado de carnes, lo cual tampoco se pudo realizar.


Al revisar los documentos se detectó que al inicio se contó con recursos tanto estatales como federales, de modo que comenzó la gestión ante el Estado para que se pudiera dar seguimiento para destrabar el problema, expuso el regidor.

Según detalló Pioquinto Apolinar, tocaba a las autoridades estatales hacer lo correspondiente ante el gobierno federal, pero a la fecha no se tiene ningún resolutivo en ninguno de esos dos niveles de gobierno, ante lo cual el ayuntamiento está imposibilitado para actuar.

Dado que en próximos meses se realizará la renovación de los titulares de los tres niveles de gobierno, enfatizó, lo más seguro es que el proceso se quedé sin resolver, de modo que tocará a las próximas autoridades decidir si le dan seguimiento al proceso o si buscan otras vías para resolver el tema.

Apolinar Leyva adelantó que al hacer la entrega de la administración municipal, dejarán el expediente de ese rastro, de modo que los encargados del departamento de servicios municipales tengan toda la documentación sobre el caso.

Cuando se anunció el proyecto, en el trienio de Felipe Mojarro Arroyo, la intención era que en ese espacio se reubicaría el rastro municipal para poner fin a las molestias que ese espacio genera a los vecinos de la colonia Benito Juárez, pero a la fecha eso no ocurre.